Revista de Marina
Última edición
Última edición

Horatio Nelson: lecciones de liderazgo

Horatio Nelson: lecciones de liderazgo

  • CHRISTIAN PEARCE CABACH

By CHRISTIAN PEARCE CABACH

  • Received at: 04/07/2023
  • Published at: 31/10/2023. Visto 817 veces.
  • Abstract (spanish):

    El presente artículo tiene como propósito recorrer de manera sucinta los acontecimientos más relevantes de la vida naval, de uno de los más destacados marinos a nivel mundial, Lord Horacio Nelson; analizando desde la perspectiva del liderazgo, cómo ciertos atributos, características y acciones marcaron el desarrollo de su carrera naval, influyendo de manera decisiva en el resultado de las tres batallas navales más relevantes de su carrera: Abukir, Copenhague y Trafalgar.

  • Keywords (spanish): Liderazgo, liderazgo, Nelson, Abukir, Copenhague.
  • Abstract:

    This article briefly reviews the most relevant life events of one of the most outstanding sailors in the world, Lord Horatio Nelson. From a leadership´s perspective, this work shows how certain attributes, qualities, and actions marked the development of his naval career, crucially influencing the outcome of the three most important naval battles of his career: The Nile, Copenhagen, and Trafalgar.

  • Keywords: leadership, Leadership, Nelson, The Nile, Copenhagen.

Esta fue la señal que el almirante Lord Horatio Nelson ordenara izar en el mástil de su buque insignia HMS Victory, previo a la batalla de Trafalgar, máxima que quedó grabada a fuego en los libros de historia naval. Este escueto, pero potente mensaje, no fue casualidad, sino que refleja su forma de liderazgo y características personales, sacando lo mejor de cada uno de sus subordinados, los cuales resueltamente estaban dispuestos a dar la vida por su comandante. Si bien el costo de la victoria fue pagado con su vida, su entrega, valentía y coraje inmortalizaron su nombre para las generaciones venideras y, al Reino Unido, le permitió contar con el control de los mares por los siguientes 100 años.

Para analizar los atributos de liderazgo y rasgos de personalidad que contribuyeron a lograr sus sólidas victorias, creo pertinente comenzar comentando algunos aspectos de su vida personal y profesional previos a las tres batallas que lo catapultaron a la gloria, toda vez que esto nos permitirá dilucidar que su carisma, profesionalismo y liderazgo, no fueron una coincidencia o hechos aislados, sino que fue la mezcla perfecta entre una personalidad aguerrida y desafiante, junto a  cualidades de líder, vistas solamente en los grandes personajes de nuestra historia.

Lord Nelson nace en Inglaterra, siendo el sexto de once hermanos. A los 12 años ingresó a la “Royal Navy”, donde, después de un destacado inicio y a los tan solo 19 años, fue designado comandante de su primera unidad de combate, la cual comandó principalmente patrullando la zona del Caribe (“West Indies”), dando protección al comercio e instalaciones británicas en la zona. Posterior a un periodo de “pausa operacional” y gatillado por la Revolución francesa, retorna al servicio para hacer frente a la nueva amenaza: Napoleón y su deseo de subyugar a Europa e invadir Gran Bretaña. Analizando sucintamente los acontecimientos históricos previos a las batallas que sellaron su gloria y muerte, creo que, desde una perspectiva de liderazgo, la más destacada fue la batalla del Cabo de San Vicente (1797), ya que en esta, gracias a su genialidad táctica, liderazgo, compromiso de su gente, ojo marinero y valentía, al detectar la oportunidad, por iniciativa propia, gobernó su buque para salir de la formación con el propósito de cortar la vanguardia española, hecho que le permitió desgarrar la línea enemiga e incluso abordar a dos de sus unidades. Si bien inicialmente este acontecimiento fue visto negativamente, ya que estrictamente no había seguido el plan dispuesto, posterior a su éxito la acción fue interpretada como una correcta e innovadora decisión táctica durante el combate, acción que, sin lugar a duda, contribuyó significativamente a que la flota obtuviera la victoria. Por este acto, a su recalada a Inglaterra fue ascendido al grado de contraalmirante.

A continuación, mencionaré algunas cualidades y atributos que, a juicio del suscrito, fueron transversales a las tres grandes batallas que este héroe naval ganara.

O    Comunicación franca y abierta con sus subordinados: Durante toda su vida, le permitió a todos sus subordinados poder aportar con ideas de manera franca. De igual forma, hacía parte de sus planes a todos sus oficiales y posteriormente a sus comandantes. Una vez elegido el curso de acción, compenetraba a todas las dotaciones, objeto supieran qué se esperaba de cada uno de ellos (efecto deseado). En el fondo, tenía plena confianza en su gente y delegación plena, antes de la batalla, en sus comandantes.

O    Entrenaba a su gente para sacar lo mejor de cada individuo: Fue mundialmente conocido por, en situaciones adversas y muchas veces superado en número y poderío bélico, ser capaz de gracias al entrenamiento de sus buques y “entendimiento de la misión”, ganar batallas que parecían muy complejas o imposibles. Era un líder cercano, sin embargo, muy exigente y estricto, por lo que entrenaba constantemente a sus dotaciones para obtener el 100% de cada individuo.

O    Mando cercano y carismático: El hecho de que Lord Nelson contara con el compromiso y adhesión de sus oficiales y dotaciones, sin desmerecer su importancia, no solamente debe ser atribuido a que este predicara con el ejemplo y demostrara en combate coraje y valentía, sino que la relación de mando comenzaba desde que se embarcaban bajo su mando. Existen diversas fuentes y testimonios que relatan que Lord Nelson, en puerto y durante las navegaciones, se embarcaba constantemente en todas las unidades bajo su mando, objeto reunirse hasta con el marinero más joven para que ellos entendieran la importancia del trabajo que ejecutaban. A su vez, tenía la costumbre de compartir las comidas con distintas personas de sus dotaciones (oficiales y gente de mar).

O    Predicaba con el ejemplo: Desde sus inicios, a los 19 años como comandante de la pequeña goleta “Little Lucy”, se creó una imagen positiva con sus dotaciones al nunca ordenar a sus subalternos algo que él no pudiera ejecutar. A su vez, durante su carrera naval estuvo siempre presente y visible en los momentos complejos, demostrándole a su gente que era uno más. En combate, siempre estaba expuesto (visible y muy reconocible) a sus unidades y enemigos, lo cual tuvo un alto costo físico; heridas en la cabeza, pérdida de un ojo y brazo, hasta que una bala en la batalla de Trafalgar finalmente le quitó la vida. Su éxito radicaba en que nunca pidió nada más ni nada menos de lo que era capaz de hacer por sí mismo.

O    Innovación, inteligencia y osadía: Estas fueron características constantes de Lord Nelson, las cuales le significaron tener grandes seguidores y, a su vez, gran cantidad de detractores. Estas cualidades le permitieron, en múltiples oportunidades, sorprender a sus oponentes gracias a audaces y temerarios planes que sus enemigos jamás habrían esperado. Esta gran visión estratégica le permitió adelantarse siempre a la genialidad de Napoleón.

Batalla naval de Abukir o del Nilo (1798)

Recuperado de las heridas de la batalla de Tenerife y dando cumplimiento a la orden del Almirantazgo, iza su insignia a bordo del HMS Vanguard. Zarpa desde Inglaterra, con una agrupación de buques, con una tarea clara: localizar a la flota francesa de Brueys.

Después de meses de tenaz búsqueda, encuentra a la flota enemiga anclada en la Bahía de Abukir. Con la captura y/o destrucción de 11 de los 13 buques franceses, la batalla finaliza con una aplastante victoria británica. Para la figura de Lord Nelson, esta batalla marcó un antes y un después, toda vez que fue su primera gran victoria, al mando de una flota como almirante, demostrando que su estilo de mando, liderazgo y cualidades personales no solamente ganaban batallas, si no que tenían el potencial de barrer a sus oponentes de los mares.

O    Unidad de Mando: En esta batalla nace el término “Band of Brothers”, lo cual refleja la cercanía que tenía con sus comandantes de unidades y el verdadero trabajo en equipo. Ellos conocían tan en profundidad el plan y lo que Lord Nelson pensaba, que podían actuar con la independencia de maniobra (esto era una gran ventaja, considerando que en ese tiempo todas las órdenes eran por señales visuales, lo que durante el desarrollo del combate era difícil de mantener por la humareda de la pólvora y los incendios de velas y palamentas).

O    Iniciativa: Si bien podría haber esperado a la mañana siguiente para atacar, Lord Nelson sabía que los números no lo acompañaban, por lo que, confiando en sus dotaciones y el entrenamiento efectuado previamente, decidió atacar a la brevedad. Esto tomó por sorpresa a la flota francesa debido a varios factores: esta se encontraba fondeada, era prácticamente de noche y todavía varias de sus unidades tenían parte de sus dotaciones en tierra (imposibilidad de cubrir todos los cañones), recolectando agua y víveres. Adicionalmente, gracias a la iniciativa del comandante del primer buque de la formación, las unidades lograron maniobrar para posicionarse entre la costa y los buques fondeados, atacándolos así por ambas bandas. 

O    En base al entrenamiento, crea confianza en sus dotaciones: Durante los dos meses que buscaban a la flota francesa, entrenó a su flota a tal punto que, una vez detectado el oponente, todos estaban convencidos de que, aunque eran inferiores en material, saldrían victoriosos. A su vez les entrega la confianza a sus comandantes al saber lo que sus dotaciones son capaces en combate.

Mensaje enviado a sus dotaciones posterior a la batalla:

“The Admiral most heartily congratulates the Captains, Officers, Seamen and Marines of the Squadron he has the honour to Command, on the event of the late action; and he desires they will accept his sincere and cordial Thanks for their gallant behaviour in the glorious battle”.

Este mensaje refleja varios atributos de este buen líder: comunicación directa con sus subordinados, motivar, reconocer el trabajo de su gente, empatizar y generar una instancia de reflexión de los hechos.

Batalla naval de Copenhague (1801)

Ahora como segundo al mando de la flota liderada por el almirante. Sir Hyde Parker, Lord Nelson y las unidades zarpan al mar Báltico con el propósito de disuadir a estos estados, puntualmente a la neutral Dinamarca, bajo instigación de Napoleón y los auspicios del zar Pablo I de Rusia, a unirse a una alianza con Rusia y Suecia. Esta alianza o liga era vista como una intimidación directa, ya que significaba que, aprovechándose de su neutralidad, estos estados podrían beneficiar o alinearse con Napoleón, con el propósito de sostener con materias primas sus campañas terrestres y la construcción de buques, lo que significaba una amenaza directa para Inglaterra. A su vez, se sumaba a lo anterior el hecho de que el Reino Unido demandara la exclusividad del comercio de materias primas y víveres provenientes de esta zona, no tolerando que estas fueran a parar a manos de sus enemigos.

Después de múltiples intentos por llegar a un acuerdo diplomático, el almirante. Sir Parker le ordenó a Lord Nelson entrar con sus buques a Copenhague y atacar. La tarea era titánica, ya que no solamente se enfrentaría a la flota oponente, la cual, si bien era inferior en número, contaba con el apoyo de las baterías costeras, fuertes en el canal y los bajos fondos, los cuales presentaban un tremendo desafío para la navegación. Gracias a su ingenio, fue el mismo Nelson quien sondó el canal, encontrando una ruta de acceso alternativa, lo cual sorprendió al adversario, liderando él con su buque insignia la división de vanguardia.

En medio del combate, el cual el mismo Lord Nelson describe posteriormente como la batalla más difícil y demandante de su carrera, el almirante. Sir Hyde Parker iza la señal de “cesar el combate”, con el propósito de que Lord Nelson y sus unidades abandonaran el canal. Esta orden debe haber sido motivada, principalmente, porque las unidades del Almte. Sir Parker, producto del viento imperante, fueron incapaces de cumplir con su parte del plan, sumado a que desde donde él se encontraba, las columnas de humo, fuego y destrucción deben haber sido gigantescas, asumiendo así, erróneamente, que Lord Nelson y sus hombres estaban perdidos. Si bien dicha instrucción no fue acatada, acontecimiento que comentaré en el siguiente párrafo, es un hecho que gracias a esto, sumado a otros factores propios del combate, Lord Nelson aprovechó una posición ventajosa en el combate para enviar una carta de negociación al príncipe de Dinamarca, hecho que provocó el cese de hostilidades y que Inglaterra consiguiera, sin seguir sacrificando vidas, su cometido inicial.

Si bien este fue un acto de insubordinación, a juicio del suscrito, se deben considerar varios factores que explican el porqué de la decisión de Lord Nelson, la cual la historia y acontecimientos posteriores le dieron la razón y victoria. Primeramente, identificar que esta orden fue dada en un ambiente táctico de combate, donde el comandante de la agrupación de avanzada (Lord Nelson), estimó que su superior (no presente en área por encontrarse siguiendo la acción a distancia) no contaba con la información correcta, por lo que, sin duda alguna, el desenlace de cumplir lo ordenado hubiese sido distinto a lo que él esperaba. En otras palabras y en base a lo anterior, sumado al estado de los buques, condiciones de viento y posición estratégica, Lord Nelson determinó que, si cumplía esta orden, estaría llevando a su gente directo a la muerte.

El hecho anteriormente descrito es un gran ejemplo que demuestra que los grandes líderes, con conocimiento, confianza, entrenamiento y seguidos por su gente, son capaces de “algunas veces” tomar riesgos, como son no cumplir una orden, pero suponiendo que el resultado de este los llevará a la victoria.

Sumada a las cualidades y características permanentes, en esta batalla destacan:

O    Ingenio e Iniciativa: Al ver una debilidad en el oponente y entendiendo lo complejo, Lord Nelson envía una carta al príncipe de Dinamarca, indicando que cesaría hostilidades si ellos también lo hacían; de lo contrario, se vería en la obligación de quemar y destruir a todos los buques y fuertes, lo que sería una lástima por todos los valientes “hermanos daneses” que ya estaban prisioneros. Este hecho cesó las hostilidades y, posterior a conversaciones, se firmó un acuerdo entre países.

O    Valentía y arrojo: Con sonda en mano, fue el mismo Lord Nelson el que la noche anterior al ataque identificó una entrada distinta a la bahía, logrando así el factor sorpresa frente a su oponente. Como se comentó previamente, Lord Nelson, aprovechando una posición ventajosa en el combate, envía una carta para poder parlamentar con el príncipe danés, otro hecho de gran valentía, toda vez que baja a tierra escoltado por unos pocos tripulantes, sabiendo el gran riesgo que esto representaba.

Batalla naval de Trafalgar (1801)

Si bien pueden existir diferentes opiniones al respecto, es comúnmente aceptado por la mayoría de los historiados navales que la batalla de Trafalgar ha sido la victoria naval más importante conseguida por la Royal Navy en su historia, toda vez que gracias al triunfo de Lord Nelson (al mando de 27 unidades) sobre la flota franco-española (40 unidades), el Reino Unido acabó con el sueño de Napoleón de cruzar el canal de la Mancha e invadir el Reino Unido y, consiguientemente, obtuvo el control del mar hasta el término del siglo XIX.

En esta batalla, la Royal Navy, único escollo que se interponía al anhelo de Napoleón de invadir y conquistar Gran Bretaña, se enfrentó a la flota combinada de Francia y España, la cual al mando del almirante. Villeneuve, tenía la misión clara de alejar a la flota de Nelson del canal o destruirla, objeto permitir el cruce del ejército francés. Si bien se podrían escribir extensas líneas respecto a los motivos, desarrollo y sus consecuencias del citado episodio naval, solamente detallaré los hechos del enfrentamiento que, a mi parecer, tuvieron mayor relevancia dada la personalidad y cualidades de liderazgo de Lord Nelson.

O    Audacia y astucia: Objeto seducir a que la flota combinada zarpara de Cádiz, Lord Nelson zarpa de manera secreta de Inglaterra y se posiciona convenientemente “en espera” de su zarpe. Dicho engaño fue efectivo, toda vez que el almirante. Villeneuve recibió reporte de que la flota adversaria se encontraba en Inglaterra, cosa que no era así.

O    Capacidad de reconocer las debilidades del oponente, transformándolas en oportunidades propias: Debido a los bloqueos, Lord Nelson sabía que las dotaciones francesas habían estado meses encerradas en sus puertos, por lo cual existía falta de entrenamiento, de experiencia marinera y sus artilleros eran lentos y con mala puntería.

O    Innovación y comunicación: Creó una maniobra distinta a la tradicional utilizada en la época. Tradicionalmente, los buques se formaban en columnas y se disparaban mutuamente, utilizando las líneas de cañones de las bandas correspondientes. La idea era simple, pero innovadora: atacar en ángulo recto y en base a dos columnas, cortando la columna única del oponente, para así fragmentarlo en tres secciones y, con su artillería, barrer las cubiertas y potencialmente romper mástiles y timones, dejándolos imposibilitados de gobernar. Esta maniobra fue explicada y analizada en las múltiples reuniones que tuvo con sus comandantes de buque. La confianza era tal que incluso se comenta que predijo, previo al combate, que destruiría o capturarían al menos a 20 buques de la flota oponente. Predicción muy cercana a la realidad, ya que posterior al combate, la Royal Navy había destruido o capturado 19 buques, habiendo perdido ninguno.

Conclusión

El presente artículo muestra que los grandes líderes y héroes como Lord Nelson son personas que, con conocimiento, inteligencia y osadía, son capaces de innovar o salir de lo “normal”, obteniendo grandes victorias. Sin embargo, este esfuerzo no sería suficiente si no contaran con equipos humanos comprometidos y dispuestos a seguirlos hasta las últimas consecuencias. La motivación, convicción y confianza de las dotaciones fueron claves para hacer de Lord Nelson el héroe naval que conocemos hoy en día.

Los grandes líderes no se forman de la noche a la mañana, ni menos por casualidad de un hecho puntual. Son el reflejo de ciertas cualidades personales, sumado a años de estudio, experiencia, constancia, perseverancia, ejemplo, profesionalismo y carisma, los cuales combinados con un “pequeño” factor de suerte o buena estrella, les permiten tomar las decisiones correctas para salir victoriosos, tanto en la paz como en la guerra.

Bibliografía

  1. David Hurst (2007). The Full Nelson: Leadership Lessons from a British Naval Hero.
  2. Ryan Mewett (2017). The Emergence of Horatio Nelson: Lessons for leaders.
  3. Carlos Aguirre Vio (1997). Historia Naval Mundial. Academia de Guerra Naval. Chile.
  4. Edmundo González Robles (2021), Microclases de Nelson (Abukir, Copenhague y Trafalgar), Curso a Distancia del CED: “Historia Naval aplicada a la Estrategia Marítima”.

Inicie sesión con su cuenta de suscriptor para comentar.-

Comentarios

Related Articles

Salud mental positiva y su aporte al liderazgo en la Armada
TEMA DE PORTADA

Salud mental positiva y su aporte al liderazgo en la Armada

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como “un estado de bienestar en el cual el individuo co...

Inteligencia emocional, condición necesaria para la eficiencia de Unidades IM
ESCENARIOS DE ACTUALIDAD

Inteligencia emocional, condición necesaria para la eficiencia de Unidades IM

El liderazgo IM se entiende como el proceso mediante el cual un comandante IM, sea cual sea su posición en la cadena de ...

Avances tecnológicos y metaverso: desafíos para el liderazgo
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Avances tecnológicos y metaverso: desafíos para el liderazgo

La rápida evolución de la tecnología está generando un cambio profundo en la forma como se desarrollan las relaciones in...

Liderazgo  basado en virtudes
TEMA DE PORTADA

Liderazgo basado en virtudes

De la Ordenanza de la Armada podemos inferir como una de las características del líder, la de infundir positivamente en ...

Influencer: El liderazgo en las redes sociales
TEMA DE PORTADA

Influencer: El liderazgo en las redes sociales

¿Son los llamados influencers un nuevo modelo de líder moderno? Ciertamente no es posible que reconocidos expertos de la...