Revista de Marina
Última edición
Última edición

Las alturas del Golán, Naciones Unidas, cultura y religión

  • IVO ABOLSALEH FIGUEROA

Por IVO ABOLSALEH FIGUEROA

  • Fecha de recepción: 12/10/2022
  • Fecha de publicación: 31/08/2023. Visto 348 veces.
  • Resumen:

    La ubicación estratégica del Golán ha conducido históricamente a que converjan pueblos de diferentes culturas y religiones en busca de su control. Contemporáneamente, la región se ha visto envuelta en conflictos entre Israel y sus vecinos árabes, principalmente porque posee una importante reserva de agua y por ser una zona militarmente estratégica. Desde 1948 las Naciones Unidas establecen una misión de paz que permiten monitorear la región en constante fricción y de la cual Chile aporta con Observadores Militares.

  • Palabras clave: Golán, culturas, religiones.
  • Abstract:

    The strategic location of the Golan Heights has historically led to the convergence of peoples of different cultures and religions seeking control over this territory. Currently, the region has been involved in conflicts between Israel and its Arab neighbors, mainly because it holds an important water reserve and for being a militarily strategic area. Since 1948, the United Nations has established a peacekeeping mission to monitor this region in constant friction, to which Chile contributes with UN Military Observers.

  • Keywords: Golan, culture, religion.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) establece la misión United Nations Truce Supervision Organization (UNTSO), que fue la primera misión de paz de las Naciones Unidas, creada en 1948 por Resolución N°50, para supervisar el alto al fuego en Medio Oriente, los acuerdos del armisticio, vigilar que ningún incidente aislado se convierta en detonante de un nuevo conflicto y apoyar a otras misiones de mantenimiento de la paz en la región. La Resolución N°73 en 1949 creó el armisticio entre las partes involucradas durante el desarrollo de la guerra árabe-israelí (1948-1949). Posteriormente como consecuencia de la guerra del Yom Kipur o guerra de Octubre para los árabes (1973), por Resolución N°350, las Naciones Unidas establecen en 1974 la United Nations Disengagement Observer Force (UNDOF) para monitorear el cese al fuego entre Israel y Siria en la zona de los Altos del Golán, zona ocupada por Israel desde la guerra de los Seis Días en 1967. Chile aporta con el despliegue de Observadores Militares desde ese entonces (1967) con el fin de apoyar el cese de hostilidades entre árabes e israelíes.

El territorio del Golán abarca una meseta en altura de 1.800 km2, los que post guerra de los Seis Días quedarían divididos en 1.200 km2 bajo administración del gobierno de Israel, 235 km2 desmilitarizados y controlados por la misión de UNDOF y 365 km2 que siguen bajo la bandera de Siria. Por Resolución N°242 del Consejo de Seguridad de la ONU, el territorio bajo control de Israel es considerado “Territorio Ocupado”. Sin embargo, este último lo califica como “Territorio en Disputa”. El territorio sigue siendo parte vital de las negociaciones de paz entre Siria e Israel. El sistema administrativo israelí considera formalmente anexado el territorio desde 1981, sin embargo, la ONU aprobó la resolución N°497, en la que declaró que la decisión israelí de aplicar sus leyes, jurisdicción y administración a los Altos del Golán ocupados es “nula y sin efectos legales internacionales”.

El acuerdo de 1974 crea dos áreas de responsabilidad con diferentes imposiciones militares de mutuo acuerdo entre Israel y Siria. El area of separation (AOS) de 80 kilómet0ros de distancia de Norte a Sur y entre 200 metros y 9 kilómetros de Este a Oeste. Esta zona limita en el Norte con Líbano, al Sur con Jordania, al Este con Siria y al Oeste con Israel, e impone a ambas naciones (Israel y Siria) limitaciones en las actividades militares de cualquier tipo. En otras palabras, es una zona desmilitarizada. La otra zona es el area of limitation (AOL), donde ambos estados están limitados en el número de soldados y equipamiento que pueden desplegar en zonas que varían entre 0-10 kms, 10-20 kms y 20-25 kms. La AOL es igual en ambos lados. En Israel recibe el nombre de Israeli Occupied Golan y está bajo el control administrativo del gobierno de Israel y para Naciones Unidas es conocido como ALFA SIDE. En el lado sirio, la zona del Golán está bajo administración del gobierno de Siria e incluye el AOS, recibiendo el nombre de BRAVO SIDE

Descubriendo los secretos de las Alturas del Golán

Las Alturas del Golán han sido una posición estratégica para quien la posea desde tiempos bíblicos, así queda demostrado en los distintos puntos en las alturas, dominios militares estratégicos donde aún se pueden encontrar los vestigios de asentamientos militares y de raudos combates. Un ejemplo de ello lo son los innumerables hallazgos de artefactos y templos romanos, quienes dominaron la región en reemplazo de los seléucidasdesde el año 63 A.C. hasta el año 313 D.C.

En el año 37 A.C., Herodes, yerno del rey Hircano II, fue designado por los romanos Rey de Judea. Como gran admirador de la cultura greco-romana, Herodes inició un vasto programa de edificaciones que incluyó las ciudades de Cesarea y Sebastia, además de las fortalezas de Herodión y Masada. Pese a ello, Herodes nunca logró ganar la confianza y apoyo de sus súbditos judíos. Diez años después de la muerte de Herodes y bajo un creciente descontento contra la supresión romana de la vida judía, se produjeron esporádicos hechos de violencia, los que culminaron en una revuelta general en el año 66 D.C. Las superiores fuerzas romanas, dirigidas por Tito, resultaron finalmente victoriosas, destruyendo totalmente Jerusalén (70 D.C.) y derrotando la última posición judía en Masada (73 D.C.), donde se cuentan leyendas sobre un suicidio colectivo de su población antes de caer en las manos romanas luego de cerca de tres años de resistencia al asedio romano.

Esta gran revuelta judía no mantuvo exento al territorio del Golán, ya que Flavio Josefo, comandante en jefe de Galilea, fortificó Gamala en el año 66 D.C., que recibe su nombre de la palabra en hebreo “Gamal” que significa “Camello”, evocando la forma de joroba de la colina donde se emplazó dicho bastión, que se convertiría en el principal asentamiento defensivo de los judíos en el Golán.

En Israel es posible escuchar la frase “Gamla no volverá a caer”, haciendo alusión a la importancia estratégica que tienen los Altos del Golán para garantizar la seguridad de Israel, siendo empleada incluso por líderes políticos –como el primer ministro Benjamín Netanyahu en el 2009 para dar a conocer que el Golán no puede volver a manos sirias.

Otro sitio cargado de historia, donde convivieron una diversa multiplicidad de culturas y religiones es “Banias Springs”. A los pies del monte Hermón, al norte del Golán ocupado por Israel, confluyeron griegos, romanos, bizantinos, cruzados, judíos, musulmanes, cristianos, drusos, mamelucos, otomanos, circasianos, mongoles, beduinos, entre otros, todos ellos dejando simbólicos vestigios de los cuales se puede disfrutar para viajar en el tiempo y enriquecerse de una cultura milenaria que no tiene precio. Este lugar fue escenario de batallas durante la quinta guerra siria (202-195 A.C.), donde seléucidas se enfrentaron a ptolomeos por su control, siendo los primeros los que le darían un gran golpe, conquistando el importante puerto de Sidón (actualmente en el Líbano). Los romanos anexaron el lugar al reino de Herodes el Grande, donde edificaron un templo dedicado al emperador romano Augusto. El antiguo santuario fue construido por Herodes en honor al dios griego Pan, de aquí la denominación de Paneas o Pameas, que en árabe es Banias. El santuario está emplazado en los manantiales que confluyen desde el río Jordán, de aquí la denominación de “Banias Springs”. A la muerte de Herodes, su reino fue dividido entre sus tres hijos. El norte y con ello las Alturas del Golán fueron entregadas a Filipo (27 A.C.-34 D.C.), quien convirtió Paneas en la capital de su reino hacia el año 2 A.C.

En Banias se pueden apreciar vestigios de una iglesia bizantina, una ciudadela cruzada y santuarios drusos. También en la parte alta, cristianos y judíos religiosos desde antaño suben a su cima a conectarse con Dios, ya que dicen, este lugar es cercano al cielo, quizás basándose en el hecho bíblico de que en este lugar Jesús entregaría las llaves del cielo a Pedro, luego de que este lo reconociera como Mesías. Cristianos también le han dado un simbolismo especial al lugar, ya que en sus caudales, donde nace el rio Jordán y se encuentra la cascada más alta de Israel, Jesús habría bautizado a su discípulo Pedro y realizado el milagro de la sanación de una mujer que se desangraba, la que en agradecimiento habría erigido una estatua del profeta que ubicó en su puerta, la cual sería la primera de la cual se tiene conocimiento.

Banias fue considerada una posición estratégica por estar ubicada entre Damasco (Siria) y las ciudades de Sidón y Tiro (Líbano). Con la conquista de Galilea por parte de los cruzados en 1099, los musulmanes fortificaron Banias y pasó a estar controlada por la secta Ismaelita, razón por la cual probablemente también se logra apreciar lugares de culto druso.

Luego del triunfo de Saladino en la batalla de los Cuernos de Hattin en 1187, la ciudad perdió importancia, pero fue fortificada por los mamelucos quienes finalmente la abandonaron, siendo tomada por jefes beduinos que se asentaron a lo largo del valle de Hula a orillas del Jordán.

Otro lugar interesante de conocer es la Fortaleza de Nimrod, complejo de arquitectura medieval ubicado en la parte norte del Golán sirio ocupado por Israel entre las montañas al suroeste del pueblo druso de Majdal Shams. Se cree que la fortaleza fue construida en el periodo helenístico (30 D.C.) o en el periodo bizantino (siglos IV al VII D.C.). Fueron reconstruido y fortificada en 1229 por Al-Aziz Utman, sobrino del líder kurdo musulmán Saladino, para evitar una progresión durante la sexta cruzada hacia Damasco. Posteriormente fue empleada durante las campañas y conquistas de los mongoles, mamelucos y otomanos. Finalmente, en 1860 durante la guerra entre maronitas y drusos, estos últimos la nombran Qal’at Namrud o “Fortaleza de Nimrod”.

En esta zona se puede apreciar también el llamado Valley of Tears o “Valle de Lágrimas”, valle que fue escenario de uno de los combates más cruentos durante la guerra del Yom Kippur (1973). Aquí peleó la mística Séptima Brigada Blindada israelí, quienes dieron una dura batalla, manteniendo sus posiciones frente a una notable inferioridad numérica de los tanques T-54, T-55 y T-62 de las fuerzas sirias. Los sirios se retirarían tras cuatro arduos días de combates. Además, esta sería una zona estratégica para las operaciones posteriores de Israel sobre Damasco. Vestigios de este enfrentamiento se pueden encontrar a lo largo de todo el valle.

Pueblos drusos en el Golán

A cinco décadas de la guerra de los Seis Días y la guerra del Yom Kipur, aún se pueden apreciar vestigios de los combates, en una tierra que aún no encuentra la paz, pero que sorprende por su majestuosidad. Los cuatro pueblos drusos sobrevivientes a la ocupación israelí (Majdal Shams, Masada, Buqata y Ein Qiniyye) sorprenden por su belleza, amistad y empatía, pese a que casi un 80% de su población está en condición de apátrida producto de su sentimiento panarabista2. La comunidad drusa es un actor fundamental, comunidad de una religión hermética y un gen guerrero que históricamente ha cambiado los cursos de los conflictos en la región.

El territorio de las Alturas del Golán ocupado por Israel convive entre los cultivos de manzanas y cerezas y los innumerables campos minados, tanques destruidos y búnkeres abandonados, siendo “un lugar hermoso pero con una triste historia”.

Los pueblos drusos resilentes de las Alturas del Golán se han curtido en la hostilidad de “vivir entre la espada árabe y la muralla judía”.

Bibliografía

  1. Revista Proceso (28 de enero de 2018), Edición 2152, “ISRAEL: La ocupación olvidada”.
  2. Hitti, Philip Khūri (1924), “Los orígenes del pueblo druso y la religión.
  3. Landis, Joshua (1998). Philipp, T; Schäbler, B (eds.). “Shishakli y los drusos: integración e intransigencia”. La tierra siria: procesos de integración y fragmentación.
  4. Mordechai Nisan (2002). Minorías en el Medio Oriente: una historia de lucha y autoexpresión, 2d ed. McFarland, página 283.
  5. Ismaili Electronic Library, “The Relation Between the Druze Faith and Other Religions”, Sitio web: http://ismaili.net/drupal5/node/10766. 
  6. Farhad Daftary (1992), “Los ismailíes: su historia y doctrinas”, Prensa de la Universidad de Cambridge, página 198. 
  7. Swayd, Samy S (2006). Diccionario histórico de los drusos. 
  8. Moustafa F. Moukarim, “clarification of the faith of the Druze”, página 11-14.
  9. Samy Swayd (2009). La A a la Z de los drusos.
  10. Ivo Abosaleh Figueroa (2022), “La Alfombra Roja: Siguiendo la senda de los drusos en el Golán sirio ocupado por Israel”. 

Inicie sesión con su cuenta de suscriptor para comentar.-

Comentarios