Revista de Marina
Última edición
Última edición
  • Fecha de recepción: 08/10/2020
  • Fecha de publicación: 14/12/2020. Visto 368 veces.
  • Resumen:

    La pandemia del COVID-19 ha producido un gran impacto en la vida humana, uno de los ámbitos que más se vio afectado fue la educación, donde los actores educativos han tenido que realizar cambios sustantivos y de forma inmediata para poder responder a los lineamientos propuestos al inicio del año escolar. Este ensayo tiene como objetivo poder analizar diversos puntos de vista relacionados con la educación en tiempos de pandemia.

  • Palabras clave: Educación a distancia, enseñanza, entornos virtuales.
  • Abstract:

    The COVID-19 pandemic has greatly impacted human life. One of the most affected fields has been education. Educators have been forced to make immediate and substantial changes in order to respond to guidelines introduced at the start of the school term. The purpose of this essay is to analyze various points of view related to education in times of pandemic.

  • Keywords: E-learning, education, virtual environments.

En la actualidad los sistemas de educación, nacionales e internacionales, están atravesando momentos de incertidumbre por motivo de la pandemia del COVID – 19, que implican que a nivel mundial la mayoría de los establecimientos educacionales estén cerrados; según datos de la UNESCO (2020) un 90% de los estudiantes de 185 países tienen sus clases suspendidas total o parcialmente, es decir, aproximadamente mil millones de estudiantes no están teniendo las sesiones de clases, con el impacto que esto conlleva para la formación. Este aspecto llevó a directivos y docentes a analizar y replantear los procesos de enseñanza–aprendizaje que se están desarrollando en los establecimientos y sus potenciales reestructuraciones para poder ser implementadas a nivel virtual de forma sincrónica, asincrónica o una combinación de ellas. Es así, como las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) son determinantes para continuar con el desarrollo de las sesiones, permitiendo la comunicación entre docentes y estudiantes quienes han tenido que emplear diversas herramientas capaces de facilitar la interacción, como por ejemplo, simuladores virtuales, foros, videoconferencias, museos virtuales, entre otros (Durán – Ojeda, G., 2020). En Chile, según datos del Ministerio de Educación (MINEDUC, 2020), al menos un 80% de los estudiantes utiliza herramientas de aprendizaje a distancia, lo que repercute en una alta tasa porcentual de pérdida de desarrollo de contenidos y habilidades, la que se espera mitigar con la vuelta a clases presenciales. Considerando los aspectos antes mencionados, el objetivo de este ensayo es reflexionar sobre los procesos de enseñanza–aprendizaje a nivel virtual y las fortalezas y debilidades que posee este método.

Educación a distancia

Esta modalidad de enseñanza se comenzó a implementar hace años, respondiendo a las necesidades socio – culturales de la humanidad. La educación a distancia no ha estado exenta de cuestionamiento por algunas corrientes educativas que, principalmente, consideran fundamental el vínculo directo entre docentes y estudiantes; no obstante, la emergencia sanitaria trajo como consecuencia el uso progresivo de las TIC, lo que repercutió en una de las últimas transiciones que ocurrieron en la sociedad, que involucran a estudiantes y agentes educativos (Aretio, L. G., Corbella, M. R., & Figaredo, D. D.,2007).

Autores como García Aretio (2009, 2017) considera que la educación a distancia fomenta los procesos de aprendizaje donde prima el trabajo autónomo, colaborativo, cooperativo de los estudiantes, empleando redes sociales, comunidades de aprendizaje en soportes digitales o a través de entornos o plataformas virtuales orientados al trabajo académico. De esta manera, progresivamente, una mayor cantidad de instituciones de educación han propuesto planes de estudios a distancia, ya que la calidad educativa es similar a la de los programas presenciales, aspecto que fue reportado también en los estudios de Carey y Trick (2013). En esta misma línea, Siemens, Gasevic y Dawson (2015), reportaron que la educación a distancia, b – learning y la enseñanza digital presenta altos niveles de efectividad, siendo en algunos casos, igual o mayor que la educación tradicional presencial. En concordancia, Allen y Seaman (2017) informan que el 35,6% de los líderes académicos que participaron del informe anual del estado de la educación en línea de Estados Unidos, consideran que la educación b – learning produce resultados superiores a la educación tradicional.

Por otra parte, tanto las investigaciones anteriores, y otras, sostienen que el aprendizaje de los estudiantes tiene directo vínculo con la modalidad de trabajo y especialmente con los diseños pedagógicos y didácticos con que se realizan las sesiones de clases, siendo fundamental la selección de los recursos para el aprendizaje y de los criterios rigurosos de su selección, considerando los intereses, contextos, áreas del conocimiento y otros factores relevantes para potenciar el proceso educativo de los estudiantes bajo esta modalidad (García Aretio, 2017), en este sentido, alguno de los factores que propician el avance de la educación a distancia son: flexibilidad (diversos espacios y recursos de aprendizaje), eficacia y aprendizaje activo (el estudiante se convierte en el centro del proceso educativo), motivación/iniciativa, interactividad e interacción (debido a que se posibilita la bi y multidireccionalidad, de manera simétrica, asimétrica, como también sincrónica o asincrónica), innovación (porque se fomentan diferentes métodos de enseñar y aprender) y la interdisciplinariedad (permite el estudio de situaciones o conceptos enfocándolos de diversos puntos de vista, capaces de complementarse entre sí) (García Aretio, 2017).

Métodos, estrategias y/o herramientas empleadas en la educación a distancia

Sin duda alguna la contingencia ha involucrado un profundo cambio en la labor que realizan los docentes, cuya finalidad primordial fue la de no frenar el proceso de enseñanza – aprendizaje, (Llorens – Largo, 2020b; Del Castillo Olivares, 2020). Para intentar identificar los lineamientos empleados por los docentes Fardoun, H., Yousef, M., González, C., & Collazos, C. A. (2020) analizan 102 respuestas otorgadas por profesores de Iberoamérica relacionadas con la enseñanza a distancia, de esta manera a la pregunta “¿qué estrategias pedagógicas ha utilizado para soportar los procesos de enseñanza aprendizaje?”, los docentes mencionaron que emplearon blogs, portafolios, foros, trabajo colaborativo y en menor medida videos elaborados por los estudiantes. En concordancia con lo antes expuesto, Juárez, J., Chamoso, J. M., González, M. T., (2020) implementaron foros virtuales en un curso de matemáticas impartido a estudiantes de ingeniería y mencionan que estos son herramientas de gran utilización para promover aprendizajes colaborativos de forma eficaz y favorece el desarrollo de habilidades y conocimientos, ya que propicia situaciones en las cuales los estudiantes dialogan y reflexionan, lo cual se reflejó en el aprendizaje y en la calidad de los productos levantados por los alumnos. Otro de los aspectos que los autores mencionan es que los foros virtuales otorgan la posibilidad de realizar pausas comunicativas durante el proceso de estudio y/o elaboración de un trabajo, lo que repercute en que los alumnos pueden asimilar e integrar los contenidos, fomentando la creatividad y la conexión entre ellos, favoreciendo los ambientes de aprendizaje. Finalmente, exponen que se pueden considerar como una herramienta para el desarrollo de habilidades capaces de promover la interacción entre los alumnos, provocando una mejoría progresiva en los trabajos que desarrollan, al igual que los docentes podrán determinar y fomentar las habilidades de pensamiento de los estudiantes empleando esta herramienta de trabajo virtual.

Otra de las plataformas ampliamente utilizadas por los docentes en los procesos de enseñanza – aprendizaje es Moodle, frente a lo cual, Ardura y Zamora (2014) mencionan que esta plataforma promueve la realización de actividades capaces de crear experiencias de aprendizaje, incentivando la participación activa del alumnado como eje central; además, en áreas del conocimiento experimentales, como la física, química o biología, las plataformas virtuales permiten explorar una gran cantidad de recursos que facilitan la simulación de situaciones reales a través de videos u otras herramientas que pueden ser implementadas en Moodle, especialmente con la tecnología H5P. Los resultados del estudio evidencian que las plataformas virtuales son favorables para promocionar el aprendizaje en entornos virtuales o semipresenciales de enseñanza, facilitando la comprensión del contexto problemático desarrollado en la investigación, de esta manera, un 80% de los estudiantes considera que Moodle es una herramienta que favorece el aprendizaje.

Otra tecnología que se utiliza cada vez con mayor frecuencia es la realidad aumentada, la cual combina ambientes reales, a los cuales se les adiciona información digital con el objetivo de ampliar lo que nuestros sentidos son capaces de percibir sobre situaciones reales, aspecto que se puede visualizar donde se mezcla la realidad captada por una cámara y la información virtual diseñada previamente y sincronizada a través de marcadores; esto permite que se puedan visualizar imágenes en 2D y 3D de una gran cantidad de aspectos que no son observables a simple vista (Merino, C., Pino, S., Meyer, E., Garrido, J. M., & Gallardo, F., 2015). Entre los aspectos más destacados de esta tecnología los autores mencionan que permite fomentar la manipulación, perspectiva, integración e interacción entre los estudiantes y de los estudiantes con los dispositivos empleados para trabajar las actividades propuestas. Otro de los aspectos favorables es que se fomentan las representaciones mentales (modelización) de los diversos procesos que ocurren cotidianamente, fomentando el aprendizaje activo por parte de los estudiantes.

Dificultades relacionadas con la educación a distancia

Si bien la educación a distancia presenta una gran cantidad de aspectos positivos y capaces de promover distintos tipos de aprendizaje, esta no ha estado libre de dificultades en su proceso de implementación, especialmente considerando que una cantidad importante de establecimientos educacionales y docentes debieron implementar esta modalidad de forma repentina y no programada, buscando entregar una respuesta oportuna a la contingencia educativa. De esta manera, Fardoun, H., et al. (2020) reporta que los docentes que participaron de la investigación mencionan que los mayores problemas que tuvieron, al momento de implementar modelos de educación virtual, fueron el desconocimiento de los modelos pedagógicos que se pueden emplear en esta modalidad, la evaluación de los estudiantes, la falta de plataformas y de recursos tecnológicos. Además de ello, el autor expone que otros factores que dificultan el proceso tienen relación con aquellos estudiantes que no tienen ninguna posibilidad de acceso a dispositivos electrónicos (computadores y/o teléfonos móviles), o bien, que no tienen acceso a una red de internet de forma estable y permanente; por otra parte, los docentes también han presentado dificultades al momento de implementar sus sesiones de clases virtuales, las cuales tienen relación con que algunos cuentan con una baja formación tecnológica para desempeñar su labor docente en la modalidad virtual, tanto a nivel de utilización de hardware como de software. Sin duda alguna, estos aspectos complejizan la efectividad de los procesos de enseñanza – aprendizaje (Fardoun, H., et al., 2020).

Por otra parte, autores como Barberà (2016) mencionan que la educación a distancia y su respectiva evaluación no está exenta de complejidades, como por ejemplo, que su implementación se reduzca al envío sistemático de tareas con plazos establecidos para su entrega, sin fomentar el trabajo colaborativo entre los estudiantes, ni la figura del docente como un orientador en el aprendizaje. En el ámbito de la evaluación, también evidencia dificultades al momento de determinar los criterios que se emplearán para su diseño y aplicación, al igual que la comunicación de los resultados obtenidos en las respectivas evaluaciones. Finalmente, otro aspecto deficitario corresponde a que a pesar de que los estudiantes ejecuten tareas y actividades de evaluación, con sus respectivos resultados, no logran evidenciar sus progresos en los contenidos y habilidades, ni menos respecto a la progresión que ellos tienen en la asignatura, por lo tanto, es fundamental reflexionar respecto a los recursos y herramientas didácticas, pedagógicas y tecnológicas de tal manera de poder propiciar el aprendizaje de contenidos y habilidades en los estudiantes (Barberà, 2016).

Autores como Boza y Conde (2015) mencionan que la actitud de los docentes es fundamental para el empleo de las herramientas en entornos virtuales, en este sentido, reportan que algunos profesores están predispuestos a emplear estas herramientas (principalmente los más jóvenes), por lo tanto, es necesario incorporar en los planes de formación inicial y contínua diversas estrategias, herramientas didácticas y evaluativas que desarrollen habilidades y competencias en el área, así, se espera que se promueva un cambio en la concepción pedagógica y didáctica en los docentes, lo que promoverá el empleo de estas en entornos virtuales de enseñanza, fomentando el aprendizaje.

Contreras y Garcés (2019) exponen que entre las dificultades más relevantes al momento de implementar la educación a distancia tiene que ver con dos aspectos, el primero de ellos corresponde a que los recursos tecnológicos no han sido empleados de la mejor manera, debido al desconocimiento por parte de los docentes y los estudiantes, impactando en las relaciones pedagógicas: docente–alumno, docente–entorno virtual y alumno–entorno virtual. Mientras que el segundo aspecto tiene relación con que un porcentaje de los estudiantes no poseen conexión a internet, no poseen un dispositivo electrónico con el hardware necesario para emplear plataformas virtuales más sofisticadas y/o no poseen el conocimiento para emplear las plataformas virtuales que se emplean en las diversas áreas del conocimiento, no obstante, plantean que pueden transformarse en espacios para el trabajo virtual integral de docentes y estudiantes, fomentando el perfeccionamiento de ambos agentes educativos y potenciando su utilización en base a las progresiones de aprendizaje de cada asignatura.

Conclusiones

La pandemia del COVID–19 resultó ser un gran desafío para la humanidad, siendo la educación una de los principales áreas en las cuales tuvo un alto impacto. Así, la capacitación constante y permanente por parte de los docentes propiciará un mejor desempeño en la educación a distancia, ya que tendrá el conocimiento y experiencia para poder adaptar su práctica docente presencial a una virtual, seleccionando las herramientas y recursos adecuados para poder promover el aprendizaje de los contenidos junto con el fomento de las habilidades. Por otra parte, el empleo de diversas plataformas virtuales se acrecienta de forma consistente en el tiempo, lo que permite una comunicación fluida y pertinente entre los docentes y estudiantes, de esta manera, para aumentar la efectividad del empleo de dichas plataformas es determinante su conocimiento, tanto por parte de estudiantes, como por docentes. Lamentablemente, debido a la abrupta irrupción del virus, el conocimiento y asimilación de las plataformas virtuales ha sido compleja y lenta, ya que se deben conjugar aspectos educativos como la planificación y realización de las clases sincrónicas, con el empleo de dichas plataformas, lo que no permite un conocimiento profundo de ellas.

En base a estos aspectos, es determinante continuar con los procesos de capacitación, tanto para docentes, directivos y estudiantes, de tal manera de poder emplear las herramientas y recursos tecnológicos de manera productiva, al igual que, al momento de modificar la práctica docente a una enseñanza virtual (o semipresencial), es fundamental diseñar innovadoras secuencias de enseñanza–aprendizaje, capaces de ser empleadas en la situación actual de nuestro país.


&&&&&&&&&&

BIBLIOGRAFÍA

  1. Durán-Ojeda, G. (2020). Educación en odontología para las asignaturas de simulación preclínica en tiempos de Pandemia por COVID-19. Odovtos International Journal of Dental Sciences, 22(2), 10-13.
  2. UNESCO (2020). Education: From disruption to recovery. Disponible en: https://bit.ly/3evM4sL
  3. Mineduc (2020). Impacto Del Covid-19 En Los Resultados De Aprendizaje Y Escolaridad En Chile. Análisis con base en herramienta de simulación proporcionada por el Banco Mundial. Disponible en: https://www.mineduc.cl/wp-content/uploads/sites/19/2020/08/EstudioMineduc_bancomundial.pdf
  4. García Aretio, L., Corbella, M. R., & Figaredo, D. D. (2007). De la educación a distancia a la educación virtual (p. 303). Ariel.
  5. García Aretio, L. (2017). Educación a distancia y virtual: calidad, disrupción, aprendizajes adaptativo y móvil. RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 20(2), pp. 09-25. doi: http://dx.doi.org/10.5944/ried.20.2.18737
  6. García Aretio, L. (2009). ¿Por qué va ganando la educación a distancia? Madrid: UNED.
  7. Carey, T., y Trick, D. (2013). How Online Learning Affects Productivity, Cost and Quality in Higher Education: An Environmental Scan and Review of the Literature. Toronto: Higher Education Quality Council of Ontario
  8. Siemens, G., Gašević, D., y Dawson, S. (Ed.), (2015). Preparing for the digital university: a review of the history and current state of distance, blended, and online learning. Edmonton, AB: Athabasca University.
  9. Allen, E., y Seama, J. (2017). Digital Learning Compass: Distance Education Enrollment Report 2017. Babson Survey Research Group e-Literate, and WCET
  10. Fardoun, H., Yousef, M., González, C., & Collazos, C. A. (2020). Estudio exploratorio en iberoamérica sobre procesos de enseñanza-aprendizaje y propuesta de evaluación en tiempos de pandemia. Education in the Knowledge Society 21, article 17, pp 1 – 9.
  11. Juárez, J., Chamoso, J. M., González, M. T., (2020). Interacción en foros virtuales al integrar modelización matemática para formar ingenieros. Enseñanza de las Ciencias, 1(18), 18.
  12. Ardura, D., & Zamora, Á. (2014). ¿ Son útiles entornos virtuales de aprendizaje en la enseñanza de las ciencias secundaria. Evaluación de una experiencia en la enseñanza y el aprendizaje de la Relatividad.(Universidad de Cádiz, Ed.) Eureka sobre enseñanza y divulgación de las ciencias, 11(1), 83-93.
  13. Merino, C., Pino, S., Meyer, E., Garrido, J. M., & Gallardo, F. (2015). Realidad aumentada para el diseño de secuencias de enseñanza-aprendizaje en química. Educación química, 26(2), 94-99.
  14. Barberà, E. (2016). Aportaciones de la tecnología a la e-Evaluación. RED. Revista de Educación a Distancia. 50(4). Consultado el (09/09/2020) en
  15. http://www.um.es/ead/red/50
  16. Carreño, A. B., & Vélez, S. C. (2015). Web 2.0 en educación superior: formación, actitud, uso, impacto, dificultades y herramientas. Digital Education Review, (28), 45-58.
  17. Contreras-Colmenares, A. F., & Garcés-Díaz, L. M. (2019). Ambientes Virtuales de Aprendizaje: dificultades de uso en los estudiantes de cuarto grado de primaria. Prospectiva. Revista de Trabajo Social e intervención social, 215-240.

Inicie sesión con su cuenta de suscriptor para comentar

Comentarios