PÁGINA DE MARINA

Práctico de canales, aventura marinera y profesional

El pilotaje es una actividad que se realiza desde que el hombre se aventuró en el mar. En la actualidad la OMI imparte las normas que la regulan y que son incorporadas a la legislación de cada país. En Chile la DGTM y MM es la responsable de proveer este servicio a los buques que navegan en aguas de jurisdicción nacional. Los prácticos de puerto se encargan de las maniobras en terminales y puertos y los prácticos de canales son los que facilitan la navegación por los canales australes.

Un frío y oscuro día en Haití

Durante los seis días que estuve custodiando su cuerpo, esa afinidad se transformó en un lazo difícil de romper, un lazo que se mantendrá hasta el día en que nos volvamos a encontrar navegando por los mares de la eternidad.

COMPRENSIÓN LECTORA DE UN SUBTENIENTE

El joven oficial rápidamente toma demarcación con el pelorus y comienza a planificar mentalmente el procedimiento tantas veces antes practicado. Voltea, mira a los ojos al jefe de guardia y certeramente le dice: “hay que establecer comunicaciones mi teniente, el contacto se encuentra demasiado...

3 minutos 26 segundos

Todo oficial que haya ejercido el mando de una unidad operativa, estará de acuerdo que es una de las experiencias más gratificantes y enriquecedoras de la vida profesional y personal, en donde tras largos años de preparación y esfuerzo se tiene el privilegio de liderar un grupo humano para entrenarlo, guiarlo y cohesionarlo como un solo equipo, capaz de enfrentarse a los más complejos escenarios para dar cumplimiento a la tarea y misión encomendadas.

¿Por qué elegí ser marino?

El conocer el porqué de las cosas, permite entender de mejor manera lo que hay detrás de una resolución. Explicar el origen de una orden, más que ser negativo permite a las personas que la ejecutarán, comprender de mejor forma el objetivo que hay detrás de ella y accionar en forma sinérgica para lograrlo. Asimismo, el preguntarse el por qué elegí lo que soy, nos da la oportunidad de volver a la esencia de nuestra profesión, renovando nuestras energías para continuar disfrutándola.