PÁGINA DE MARINA

Tres Décimas al Mes del Mar

1. Ya navega el mes del Mar entre almas y corazones para el porteño emociones nacidas de celebrar. Por eso en este cantar nuestro homenaje sincero, a este puerto marinero que llamamos ciudad-puerto, mismo que se encuentra inserto entre cerros y senderos, 2. Cuando...

Héroe

Era el comandante de un buque de guerra, que bloqueaba el puerto a tres millas de tierra. Alba era su piel y su barba oscura, joven caballero de sutil bravura. Al partir de casa, dijo con fervor a su amante esposa: “Gracias, por tu...

A Doña Carmela Carvajal de Prat

Si en fecha tan solemne yo pudiera resaltar la hazaña que agiganta a Prat, a Serrano, al sargento Aldea y a tantos otros que dieron su vida en la contienda al abordar al Huascar, su enemigo siendo la rada de Iquique su testigo ¡y...

Recuerdos de Treinta Años

l 20 de noviembre recién pasado, con orgullo asistí a la ceremonia a bordo del ATF 66 Galvarino, al cumplirse 30 años en que, en una fría mañana de invierno, en Fredericia, Dinamarca, se izó por primera vez el pabellón chileno a bordo, dejando...

Pruebas de Aceptación en la Mar, Rechazadas

l año 1967 recibí el título de especialista en Artillería y Misiles, luego de un período de un año en cursos en la Royal Navy y en algunas fábricas en Inglaterra, Irlanda del Norte y Holanda, más un período de tres meses, casi autodidacta,...

El día en que una torpedera de la Armada operó en el lago Titicaca

En el marco de las acciones bélicas ocurridas durante la Campaña de la Sierra en la Guerra del Pacífico, podemos recordar que con la Batalla de Huamachuco, 10 de julio de 1883, se dio por finalizada la resistencia armada en el norte y centro del Perú, siendo elegido como Presidente de la República el general Miguel Iglesias, quedando sólo Ayacucho y Arequipa por pacificar.

Predestinado a navegar

Nunca supe de esta gratísima preferencia hasta que se cruzaron en mi vida dos hechos que me estaban llevando, sin percibirlo, a mi vocación naval. El segundo acontecimiento como resultado del primero, fue el haber aceptado de inmediato y sin dudas la aprobación de mi postulación al servicio odontológico de la Armada. Y ¿Cuál fue el primero? Mi embarco como tripulante de un buque mercante de bandera danesa, el M/S Gerda Dan, en un viaje redondo: Valparaíso - New York – Valparaíso, desde el 4 de enero al 30 de marzo del año 1950.