Presentación: Objetivo Exocet. Operaciones británicas secretas en el continente durante la guerra de Malvinas

13 total views, 2 views today

Autor: Ewen Southby-Tailyour

Editorial: Oportunidades S.A.

Año 2018. 424 pp.

Traducción y Edición: Alejandro J. Amendolara Bourdette

Titulo en Inglés: Exocet Falklands – The Untold Story of Special Forces Operations.

 

Muchos libros se han escrito del conflicto del Atlántico Sur, pero este que relata operaciones especiales planificadas o efectuadas en el continente, incluido en nuestro territorio, es uno de los primeros. Fue presentado el día 18 de septiembre en el Centro Naval de Buenos Aires, Argentina, por el abogado Mariano Scarioni en conjunto con el capitán de navío IM VGM Miguel Pita y quien efectuó su traducción y edición al idioma español Alejandro Amendolara, estando presente quien escribe estas líneas.

El libro relata la planificación de tres operaciones de las fuerzas especiales británicas que se iban a ejecutar en el continente durante el conflicto del Atlántico Sur y que intentarían destruir o neutralizar las bases o aeronaves con capacidad de lanzar misiles exocet que amenazaban la fuerza de tarea británica, denominadas Plum Duff, Mikado y Kettledrum. Utilizando material desconocido y entrevistando a actores claves que han permanecido en silencio por más de 30 años, lo que le da veracidad y realismo al libro, el teniente coronel retirado de los Royal Marines Ewen Southby-Tailyour ha reescrito la historia. Conversaciones con el oficial del Special Air Service que comandaba la Operación Plum Duff, los miembros de la patrulla de reconocimiento de la operación Mikado y el navegante del helicóptero que transportaba a ocho soldados a la isla de Tierra del Fuego permitieron al autor describir toda la planificación y en el caso de la operación Plum Duff su posterior ejecución. Los pilotos que tenían como tarea aterrizar dos aeronaves Hércules en Río Grande durante la operación Mikado, han relatado los exigentes procedimientos que tuvieron que desarrollar. Asimismo, lo ha hecho el capitán del submarino británico involucrado, entre otros.

Finalmente, cuando revisamos la bibliografía del libro, con sorpresa constatamos que no hay fuentes chilenas citadas.

Agregar un comentario