search
search

Presentación: Historia naval de Chile. Una narrativa en imágenes

Autor: Tomás Schlack Casacuberta
Edición: Corporación del Patrimonio Marítimo
Año: 2018

A raíz de las celebraciones del Bicentenario de la Armada de Chile se publicaron durante el año 2018 una serie de libros y artículos que contaban la historia de la Armada, o partes de esta, para destacar y resaltar los dos siglos de deber y tradición que la han distinguido en este tiempo. Una de las más originales de estas iniciativas es la emprendida por el artista e investigador el capitán de navío don Tomás Schlack.

Comentar esta narrativa pictórica sobre la historia de la Armada resulta muy motivador y entusiasmante, porque nos permite admirar esta obra desde los dos aspectos en las que se fundamenta su originalidad. Por un lado, su lado artístico y por el otro, su fundamento histórico. Se suma a lo anterior que al autor lo conozco desde mi ya lejano ingreso a la Escuela Naval y que, tanto durante nuestro período en servicio, como en las actividades ya retirados, hemos compartido muchas horas de camaradería.

La obra consta de dos tomos y fue lanzada el año 2018, en una fina edición limitada que sería repartida a instituciones educacionales y bibliotecas del país. Sin embargo, faltaba una edición que se pusiera al alcance del interesado en completar su biblioteca personal u ofrecerlo como regalo a quienes gustan de la historia de una manera entretenida, lo cual se materializó este año.

El primer tomo nos muestra el primer siglo de historia, desde las tímidas, pero audaces iniciativas de la Patria Vieja y luego, con mayor éxito, en la Patria Nueva hasta los inicios del siglo XX. El segundo tomo completa la historia mas reciente hasta llegar al año 2018, sin eludir ningún tema en el que la Armada tuvo que actuar.

Tomás Schlack es un reconocido dibujante de la naturaleza marítima y de los buques, cuyas obras adornan muchos escritorios y cámaras de marinos o amantes del mar, habiendo publicado algunos libros donde destacan además sus habilidades literarias. Sus dibujos de trazos firmes, donde las sólidas líneas de las naves se destacan claramente en medio de mares tormentosos, nubes amenazantes o en entre los humos del combate artillero.

Sin ser, ni pretender ser, un crítico de arte, siento especial admiración por la habilidad de dibujar con gran realismo, situaciones y hechos navales, de la forma como lo hace el autor. Sin embargo, acá se destaca no sólo el virtuosismo del dibujo, sino también lo hace su fidelidad histórica.

Dibujar bien es una habilidad destacable, dibujar bien y con el máximo realismo de la realidad de un pasado que no se vivió, es admirable, por ser un arte difícil de dominar. Cuando se retrata el pasado, los artistas pueden permitirse algunas licencias, pues difícilmente alguien podrá objetar su obra. Sin embargo, Tomás Schlack investigó con mucho detalle los hechos y los momentos que buscó representar, tanto es así que varios dibujos le tomaron mucho más tiempo que el previsto, por la búsqueda de ese dato oculto o desconocido que le otorgaría mayor veracidad a lo representado. Además, todo ello le permitió mostrar las acciones desde ángulos inéditos y llevar al lector a ver los combates o hechos desde otros puntos de vista.

Las láminas están acompañadas con textos descriptivos de las situaciones mostradas, logrando condensar muy bien nuestra historia naval y reflejando, nuevamente, el enorme esfuerzo de investigación realizado.

A lo anterior se sumó una nueva dificultad. La historia reciente, de los últimos 50 o 60 años, tiene testigos o participantes activos de lo narrado y dibujado por lo que no podía correr el riesgo de cometer errores históricos o pictóricos, ya que estos sí serían fácilmente detectados. Ello lo llevó a redoblar los esfuerzos para asegurarse que la acción y momento dibujado, el lugar geográfico y las modificaciones del buque – tan comunes en nuestra marina – fueran las que correspondían.

Recomiendo conocer y adquirir esta obra, la lectura de ambos tomos resulta fácil y grata, sus dibujos de gran calidad acompañan e ilustran de manera extraordinaria el texto y uno logra tener una excelente visión de nuestra bicentenaria historia naval y sentirse orgulloso de lo alcanzado por Chile y nuestra Armada en el mar.

Deja un comentario

Scroll Up
Share This