La Armada de Chile, una historia de dos siglos

La Armada de Chile, una historia de dos siglos

VERSIÓN PDF

La Armada de Chile, una historia de dos siglosEn el primer tomo del libro La Armada de Chile, una historia de dos siglos, obra, realizada por la prolífica pluma del capitán de navío y Doctor en filosofía de Historia Marítima, Don Carlos Tromben Corbalán, se plasman los hitos más relevantes de nuestra historia naval y que junto al segundo tomo, cuya entrega será el año 2018, conformarán un valioso testimonio de los 200 años de vida de nuestra Marina, con un pasado colmado de hechos históricos que nos han posicionado como una marina profesional, eficiente y de arraigadas tradiciones. Para acceder al pasado está la memoria, facultad que tiene el hombre y los pueblos de retener y recordar lo ocurrido, que le hace posible al historiador buscar y exponer acontecimientos, datos e historias acaecidas mucho tiempo atrás y ahondar en ellos presentándonos, su visión, su relato de los hechos, de manera lo más verdadera y fidedigna posible.

Reconstruir la historia no es tarea fácil; el pasado remoto altera y confunde la realidad de los hechos, no obstante, allí están: los documentos, los textos, la tradición oral, los vestigios y los monumentos, entre otras importantísimas fuentes, que le permiten al historiador descubrir aquello que le está oculto, que desconoce y que anhela compartir con todos aquellos que quieren saber qué aconteció.

Es este acucioso proceso el que le otorga valor al trabajo que nos presenta el comandante Tromben, que se adentra hasta tres siglos antes del período de la creación de nuestra Armada, comenzando su estudio a partir de la llegada de Hernando de Magallanes a las costas que conformarían, posteriormente, nuestra Patria.

Su investigación ha permitido encontrar nuevas fuentes de información, agrega el aporte de los pueblos originarios y de la etapa colonial a la formación de nuestra Marina con un enfoque diferente al de otros grandes historiadores navales como son el almirante Luis Uribe Orrego, Carlos López Urrutia y el capitán de navío Rodrigo Fuenzalida Bade.

Nos entrega una visión de la evolución de nuestra marina desde el fallido intento por crear una fuerza naval durante la patria vieja, ante la necesidad de ejercer algún grado de control del mar por parte de los patriotas. Nos ilustra acerca de las ideas político estratégicas de Bernardo O’Higgins que llevaron a la creación de la Armada de Chile durante el período de la Patria Nueva, que como ya se ha mencionado en diferentes actos de celebración, no existe un único acto fundacional. Continúa con la organización de la primera escuadra, las primeras acciones del naciente poder naval chileno, la llegada de Lord Cochrane a Chile, el zarpe de la escuadra libertadora del Perú y la campaña para la incorporación de Chiloé a la naciente República, resaltando la importancia del período de mando de este ilustre almirante, tanto para el desarrollo de nuestro poder naval, como su importancia en la impronta que nos legó a los marinos de ayer y de hoy.

Así continúa con la actuación en la guerra contra la Confederación Perú-boliviana, en donde nuestro poder naval fue puesto a prueba después de un período de debilidad y los esfuerzos del ministro Portales por impulsar el desarrollo de éste.

La exitosa consolidación del territorio nacional con la toma y posesión del Estrecho de Magallanes. Las dolorosas circunstancias en que la Escuadra nacional debió actuar defensivamente en la guerra contra España, lo que facilitó el bombardeo a Valparaíso.

Finalizando con los hechos que dieron origen a la Guerra del Pacífico, el conflicto mismo y sus consecuencias, en donde se destaca que al terminar la contienda la Armada se convertía en una institución consolidada y de gran prestigio ante la ciudadanía.

Esta cultura de recordar hechos navales consigue mantenernos conectados con los antepasados, generar rasgos y principios comunes, generar sentimientos de pertenencia y lograr que, a través de la palabra escrita, estos hechos perduren en el tiempo.

La Armada es consciente de la preservación del patrimonio cultural del país y de promoverlo, por ello ha entregado su apoyo incondicional a la publicación de este primer tomo. Por otra parte el autor ha respondido con creces a este apoyo, con su perseverancia, esfuerzo, dedicación y particular deferencia al consolidar la primera parte de su obra, durante la gestión del actual Comandante en Jefe, dando cumplimiento cabal a un compromiso adquirido entre ambos.

Agregar un comentario