No nos sintamos seguros

Unas semanas atrás apareció una noticia en la prensa informando de una grave falla de seguridad que afecta a las redes WiFi. Se trata de una técnica denominada KRACKS o Key Reinstallation Attacks, permitiéndole al usuario malintencionado acceder a la información que circule por redes protegidas por el protocolo de seguridad WPA2.