El primer correo de la Patagonia

Hace 180 años, al amparo de la hermandad que sólo se obtiene al navegar el ancho mar por los océanos del mundo, nació el primer correo de Magallanes o de la Patagonia para ser más exactos, realizado de manera sui generis por marinos de distintas nacionalidades, pero bajo el espíritu fraternal de esa necesidad tan humana como es comunicarse los unos con otros.