Febrero

Me tocaba partir, zona Sur me dijeron, específicamente la ciudad de Puerto Aysén, para mitigar la sensación de mi partida, en un día cualquiera, baje a esa playa ubicada a las faldas de una otrora escuela de formación de especialistas del Litoral.

Si tan solo lo hubiera sabido en ese momento, lo que el destino me deparaba, presumiblemente ahora sería otra historia, ya que por 26 años ha estado impregnada en mi mente y mi corazón.

Así es, ella quien más, y siempre ha estado ahí, todo naval necesita de una buena mujer, y esta es una de ellas, trato de ser objetivo, pero a veces me dejo llevar por mis emociones, en que lo puedo resumir, en un gracias, por estar, simplemente acompañándome en este largo camino, gracias por ser tú, no cambiaría absolutamente nada de Ud., ya que dejarías de ser tú.

Febrero, que mes y la vi muy pocas veces, partí por un año exactamente, un año, y me fui y al volver, ahí estaba, más mujer, pero igual de interesante.

No sé qué hubiera hecho si en algún momento de mi existencia, ella ya no estaría conmigo, en las buenas y en las malas.

Agregar un comentario