El último adiós

Como todos los días, esperó a su “carreta” en el portalón antes de ir a formar a la Lista de Víveres de esa gélida mañana invernal de 1988, estando el Yelcho atracado al muelle Prat de Punta Arenas. Recorrió la cubierta principal de proa...

Debes iniciar sesión para ver este contenido

Agregar un comentario