El Sacrificio del Conscripto Anacleto Bernardi

Primer lugar categoría Gajes del Oficio en 200 palabras del concurso de ensayos “Bicentenario de la Armada de Chile”

En la noche del 25 de octubre de 1927 se hundió el buque de pasajeros italiano Principessa Mafalda, frente a las costas brasileñas, cuando navegaba desde Génova hacia Buenos Aires. A bordo se encontraban dos hombres de la Armada argentina: el soldado conscripto Anacleto Bernardi y el cabo principal artillero Juan Santororo.

Anacleto Bernardi cumplía el servicio militar obligatorio en el buque-escuela fragata Presidente Sarmiento. Enfermo de pulmonía, fue desembarcado en Génova y enviado a Buenos Aires en el Principessa Mafalda, en compañía del cabo Santororo.

Durante la tragedia, Bernardi, no obstante su grave estado de salud, cumplió una tarea extraordinaria, al colaborar activamente con la organización de la evacuación del transatlántico: calmó a pasajeros presos del pánico, ayudó a arriar embarcaciones de salvamento, recorrió todo el buque para rescatar pasajeros. Hasta cedió su salvavidas a un anciano que no lo poseía…

Anacleto Bernardi murió mientras nadaba hacia un buque inglés que auxiliaba a los náufragos, como consecuencia del ataque de tiburones, según distintos testimonios. El cabo Santororo sobrevivió, y falleció en 1977. En homenaje a la actuación de Anacleto Bernardi, la Armada argentina estableció el 25 de octubre como Día del Conscripto Naval.

Artículos relacionados...

Agregar un comentario