Náutica inclusiva en Chile

VERSIÓN PDF
Los deportes náuticos tienen el estigma de ser considerados elitista. El siguiente artículo cuenta la historia de dos jóvenes que han logrado mover voluntades para hacer más inclusivo el acceso recreacional al mar.

Chile posee más de 4.000 km de longitud de norte a sur, si se consideran los canales
patagónicos, las riberas de lagos y ríos, el borde costero chileno sobrepasa los 83.000 km; sin embargo, la interacción de los ciudadanos con esto es lejana. Algunas razones para esto último se deben principalmente al escaso acceso que hay para realizar actividades náuticas, en su mayoría recreativas, debido a que aquellas, que
hoy vemos, son desarrolladas principalmente por clubes privados en donde el acceso a la comunidad es muy restringido, dado que el ingreso está enfocado a los socios de los clubes.

En el año 2004, la empresa Puerto Olímpico Valparaíso Ltda., (Puerto Deportivo Valparaíso), se adjudicó la  operación del varadero ubicado en el muelle Barón. Desde entonces, este centro náutico se ha especializado en ofrecer al público en general todos los servicios de recreación, eventos, deporte, turismo e instrucción, vinculados con el mundo de la náutica y el buceo. Su desafío, ser el primer centro náutico público de Chile.

A la fecha, Puerto Deportivo Valparaíso es el único centro náutico público de Chile, donde colaboran activamente con ocho ONG a lo largo de todo el año y en diferentes materias lo que se traduce en distintos tipos de convenios de
uso de su infraestructura y equipamiento a fin de poder atender sus necesidades y proyectos. Se han atendido a más de 20 empresas, seis universidades y 15 ONG. En la academia náutica se han formado a más de 760 nuevos  veleristas, 800 patrones deportivos de bahía, más de 70 capitanes deportivos costeros, atendido a más de 3.000 universitarios, 8.000 niños y 3.000 turistas en actividades náuticas.

El modelo de negocios considera una serie de servicios a fin de potenciar el uso de las instalaciones, logrando tener ingresos fijos y variables durante todo el año a fin de no depender de la estacionalidad que rigen las actividades náuticas. Hoy existe el arriendo de espacio para empresas e instituciones para la instalación de contenedores o similares, las cuales son utilizadas como oficinas y pañol de trabajo, arriendo de oficinas para empresas e  instituciones en su edificio, guardería de embarcaciones tanto particulares como de empresas en el patio de  embarcaciones, uso de pluma (grúa) para el arriado de embarcaciones tanto de particulares como de empresas e insumos al mar para faenas marítimas, uso de instalaciones para particulares, empresas e instituciones en forma temporal, uso de rampa para acceso al mar para empresas, instituciones y particulares, arriendo de embarcaciones (kayaks, veleros, lancha, zodiac), cursos de navegación a vela y licencias de deportes náuticos, eventos náuticos en la forma de regatas (competencias), eventos corporativos náuticos además de fabricación y reparación de velas.

Desde sus inicios se planteó la necesidad de replicar el modelo en otros puertos del país y actualmente con el plan de escalamiento del prototipo de innovación social “Valparaíso vuelve al mar”, se busca generar accesos públicos e
inclusivos al mar junto a las caletas de pescadores artesanales y puertos de Chile.

Valparaíso vuelve al mar es una iniciativa presentada por Puerto Deportivo Valparaíso, cofinanciada por CORFO y co-creada con Plataforma Áurea, que tiene como objetivo facilitar el acceso a actividades náuticas inclusivas en la región de Valparaíso.

Es la primera vez que en Chile se realiza un proyecto de innovación social como el que se esta implementando hoy, donde se entrega la posibilidad a la comunidad de involucrarse en actividades náuticas. Esto, principalmente debido a que a través de Valparaíso vuelve al Mar, se implementa el uso de veleros de diseño inclusivo o universal, pensado para que cualquier persona, incluso aquellas que no tienen nociones de navegación o tienen alguna discapacidad   puedan aprovechar las bondades del viento y el mar a bordo de los veleros Hansa. Con esto, se logra dar solución a las dificultades de acceso e inclusión en actividades náuticas de este tipo.

La idea de este proyecto nace de una relación de amistad de años de Thomas Elton, Ángela Herrera de Puerto  Deportivo y Aldo Ilardi, de Plataforma Áurea. Se suma el contacto y la alianza con la fundación australiana Sailing for Everyone (con quienes se comparte el lema de Náutica para Todos), dado que ellos no sólo diseñaron los veleros perfectos para personas con capacidades diferentes, sino que su misión está asociada a la inclusión, entendiendo por ello que convivan en el mar, a bordo de un mismo velero, personas de todas las edades, condiciones sociales, capacidades físicas y sexo. Es decir, no es un programa velero para que personas discapacitadas accedan al mar,  sino que trabaja desde un foco transversal: navegando somos todos iguales.

El potencial de esta iniciativa se desprende principalmente por la creciente demanda que hoy existe por parte de la ciudadanía de relacionarse de manera más cercana con el mar y las actividades náuticas en general, y este proyecto tiene la posibilidad escalable de aportar al mercado turístico de la región de Valparaíso y de Chile, al ofrecer la posibilidad de navegar por la costa de manera sencilla, segura, inclusiva y novedosa.

Dentro de la etapa de validación del concepto de Valparaíso vuelve al mar, se realizaron encuestas a 100 usuarios aleatorios del Puerto Deportivo Valparaíso y 600 usuarios aleatorios vía online, cuyo principal resultado es que un 97% declara estar a favor del proyecto y del impacto positivo y social que puede generar.

En el mes de marzo se realizó un workshop denominado Valparaíso vuelve al mar, que contó con la participación de un panel conformado por Chris Mitchell, Fundador de Hansa Sailing, y expertos de diversas áreas entre las que se
incluyen: navegación, buceo, kinesiología y discapacidad (SENADIS). A través del uso de metodologías de conversación como sociocracia 3.0 y world café, se generó un espacio de conversación y registro de las principales
consideraciones de los participantes hacia el proyecto.

Nos llena de orgullo el hito histórico para náutica nacional, que nace del proyecto, gracias al cual, Chile, por primera vez en su historia, compitió en los Para Worlds Sailing, en junio de 2017 en Kiel, Alemania. Cristián Figari, ex teniente 2° de la Armada y seleccionado de vela de la Escuela Naval, compitió en el mundial, obteniendo el 8º lugar de 31 participantes, en los Hansa 303, que actualmente navegan en puerto deportivo.

Teniente 2º (R). Cristián Figari compitiendo en los Para Worlds Sailing. (Kiel, Alemania junio 2017).

Con la creación del club de veleros clase Hansa Chile, se participa en la regata Escuela Naval 2017 y esto genera otro hito histórico al realizarse la primera regata inclusiva de la historia de Chile. Se participó además en la regata  aniversario de la Ilustre Municipalidad de Algarrobo con la clase  Hansa, llevando la Náutica para Todos a otras bahías  de  la región. En octubre se firma convenio  con la Ilustre Municipalidad de Valparaíso, donde 350 personas de los cerros de la ciudad van a navegar en los veleros Hansa de Puerto Deportivo Valparaíso. Cabe destacar la participación del centro comunitario del cerro San Roque de nuestra ciudad, donde señoras cuyo promedio de edad es de 77 años han participado activamente de este convenio y actualmente se encuentran navegando en forma independiente en los veleros Hansa e incluso, aquellas que llevan más días  navegando, están enseñando a quienes recién se incorporan al programa.

El plan de expansión es generar 21 caletas deportivas inclusivas al 2020 en seis regiones de Chile y 21 clubes náuticos asociados a ellas. Lo anterior, a través de la Fundación Náutica para Todos que se fundó este año.

Para el logro de este gran desafío contamos con importantes socios estratégicos: Hansa Sailing Systems (somos los distribuidores para Chile y Sudamérica de sus veleros inclusivos Hansa), Plataforma Áurea (Key Partner en el desarrollo del prototipo de innovación social Valparaíso Vuelve al Mar y su escalamiento en el desarrollo de las caletas deportivas inclusivas) y Sailing for Everyone Fundation (Somos sus embajadores para Chile y Sudamérica).

Gracias al proyecto, Valparaíso Vuelve al Mar, se esta desarrollando una nueva forma de vivir la náutica y la  inclusión en Chile y queremos que este cambio sea a nivel sudamericano. Para ello contamos con el apoyo de la Federación de Navegación a Vela de Chile (FEDEVELA), Para World Sailing, Hansa Sailing Systems Ltd. y Sailing
for Everyone Fundation (ambas organizaciones australianas quienes nos dieron la misión de lograr lo antes planteado). Estamos seguros que desarrollando la náutica inclusiva en nuestro país y continente, lograremos un cambio de paradigma con respecto a la vida en sociedad, cuidado del medioambiente, cultura, deporte y salud.

Los puertos/caletas deportivas inclusivas permiten el desarrollo de emprendimientos ligados al mar y servicios complementarios, lo que potencia la industria local generando empleo e innovación en el uso del borde costero, en
las caletas de pescadores, recintos portuarios, entre otros.

Nuestra visión es que todo desarrollo de innovación social debe ser sustentable en el tiempo, por lo cual, junto con los beneficios sociales antes planteados, generaremos emprendimiento, empleo, aportando al desarrollo de la industria náutica en Chile y Sudamérica, potenciando el uso de infraestructura existente en las caletas de pescadores, dentro de un contexto mayor que es cambiar la forma de vivir en sociedad.

El desarrollo de las caletas deportivas inclusivas consiste en potenciar el uso de infraestructura existente en las caletas de pescadores artesanales, aprovechando las ventajas territoriales de cada una, aportando a la comunidad local con una nueva forma de generar ingreso e inclusión social, con un programa de desarrollo enfocado en  competencias y acompañamiento en el tiempo a fin de que nuestro país potencie el uso de su mar. Junto con la evolución social y cultural que esto lleva, estaremos atendiendo a una demanda cada vez más creciente dada principalmente por los adultos mayores y de turistas que buscan en Chile experiencias outdoor seguras.

En el contexto de la nueva ley de caletas de pescadores artesanales, se podrán realizar todas aquellas labores vinculadas con el desarrollo de las actividades pesqueras extractivas y de transformación, de pesca recreativa y de
acuicultura de pequeña escala, de acuerdo con la normativa vigente, y otras actividades productivas, comerciales, culturales o de apoyo, relacionadas directa o indirectamente con las antes señaladas, como turismo, puestos de venta de recursos hidrobiológicos y artesanía local, gastronomía y estacionamientos, o similares, espacios  necesarios para el desarrollo de las actividades antes indicadas.

Plataforma Áurea, Puerto Deportivo Valparaíso, Fundación Náutica para Todos, Club de Veleros Clase Hansa Chile generan el proyecto Caletas Deportivas Inclusivas, el cual busca que se desarrollen en las caletas, junto a los  sindicatos de pescadores de cada caleta, accesos públicos e inclusivos para la práctica de actividades náuticas.

Para ello se desarrolla un diagnóstico respecto de las dinámicas socioculturales que apalancan las distintas lógicas adaptativas que emergen en el ecosistema en respuesta a las condiciones de vida y del entorno, junto con el  equipamiento disponible. Talleres de Competencias emprendedoras enfocado a tres aspectos fundamentales:  actitud emprendedora (aspecto ontológico del emprendedor), habilidades emprendedoras (saber hacer del  emprendedor) y conocimiento emprendedor (aspecto cognitivo del aprendizaje emprendedor). Además se busca transferir capacidades para la gestión y gobernanza dinámica por medio de la implementación de modelo de gestión sociocracia 3.0 (S3) con el fin de agilizar la gestión organizacional y aumentar el nivel de colaboración efectiva de los grupos de trabajo.

Se realizará una pasantía en Puerto Deportivo Valparaíso que incluirá un curso de patrón deportivo de bahía (navegación a vela y motor), curso de kayak sit on top, introducción al SUP y deportes náuticos. Talleres de  operaciones náuticas, protocolos de seguridad, mantención de equipos y rescate. Un curso con licencia  internacional de primeros auxilios, manejo de grupos, ecología, técnicas de ventas, atención a público y opciones de negocios.

La tercera fase del proyecto es la implementación en la caleta de los veleros inclusivos Hansa, kayaks sit on top, pluma Hansa, carros para las embarcaciones y del equipamiento necesario para la realización de actividades  náuticas.

Luego realizaremos una gira tecnológica a Australia, para conocer cómo funciona la náutica inclusiva y la inclusión a nivel general en ese país, para tomar conciencia de cómo, cuando hay facilidades y oportunidades, las personas
salen de sus casas y participan de actividades al aire libre, especialmente en el mar. Además los participantes  podrán conocer ideas y conceptos que se pueden replicar en Chile como: productos, sistemas, embarcaciones, tecnologías, conexión con la comunidad, entre otros.

Una vez implementadas las caletas deportivas inclusivas, la Fundación Náutica para Todos realizará un acompañamiento en el tiempo a cada caleta, además de un sistema de reservas en línea, el cual estará conectado con todos las CDI (Caletas Deportivas Inclusivas), con el fin de que cualquier persona pueda reservar en línea, el día, hora y caleta donde desea navegar.

La inclusión va más allá de la integración y nuestro objetivo es la inclusión. Lo que buscamos es que toda persona pueda acceder y disfrutar del mar en igualdad de condiciones; demostrando de esta forma que:

¡¡EN EL MAR SOMOS TODOS IGUALES!!

Artículos relacionados...

Agregar un comentario