La Armada de Chile en Rimpac 2018

VERSIÓN PDF
El autor narra las experiencias en la planificación y en la ejecución de la Armada de Chile en el ejercicio naval más grande del mundo, justamente en el rol de comandante de la componente marítima.

La Armada de Chile asumió un rol preponderante en RIMPAC 2018, actividad operativa multinacional que se desarrolló simultáneamente en el archipiélago de Hawái y el sur de California, entre el 26 de junio y el 02 de agosto.

Nuestra marina no es nueva en esta actividad, ya que ha participado en 11 oportunidades desde 1996, siendo esta la versión número 26 del ejercicio desde su implementación el año 1971; sus fundadores fueron Australia, Canadá y Estados Unidos.

RIMPAC es un ejercicio bianual y normalmente hemos participado con una fragata, con su helicóptero embarcado y ocasionalmente con un submarino, además de personal para cubrir puestos de mando en distintos grados y áreas de desempeño.

A lo largo de su historia, RIMPAC ha crecido sostenidamente, en países participantes y ámbitos de entrenamiento. En la actualidad, es el ejercicio naval y marítimo más grande del mundo, permitiendo incrementar la interoperabilidad de una fuerza multinacional en todo el espectro de las operaciones militares en un entorno marítimo.

RIMPAC busca promover la estabilidad regional en el Pacífico, constituyéndose como el principal ejercicio conjunto y combinado a nivel internacional, utilizando medios de entrenamiento de clase mundial.

Su estructura y diseño provee un escenario ficticio que permite a los participantes entrenar a nivel de unidad, grupo y fuerza de tarea; en operaciones desde la asistencia humanitaria/ apoyo ante desastres, operaciones de seguridad marítima, control del tráfico marítimo, al empleo del potencial bélico en situaciones de crisis y guerra.

En las últimas versiones del ejercicio, Chile junto a Nueva Zelandia y Corea del Sur han asumido responsabilidades en la estructura de mando. Es así como en el año 2012, nuestro país se desempeñó como Sea Combat Commander (SCC), efectuando la conducción del grupo de tarea encargado de dar protección al portaaviones USS Nimitz. El 2014 y 2016 asumimos como Segundo Comandante de la Componente Marítima (D-CFMCC), incrementando nuestra experiencia en los procesos de conducción en el Centro de Operaciones Marítimas (MOC).

El 2018, en el marco de nuestro bicentenario, tomamos el desafío d e comandar la componente marítima (CFMCC), rol de la más alta responsabilidad, al reunir la mayor cantidad de medios y funciones principales en el desarrollo del ejercicio. En definitiva, la marina de Chile ha sido pionera, al asumir progresivamente las responsabilidades antes mencionadas, que tradicionalmente sólo habían sido confiadas a oficiales de EE. UU., Canadá o Australia.

Rim of the Pacific 2018

Países Participantes: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Colombia, Francia, Alemania, India, Indonesia, Israel, Japón, Malasia, México, Holanda, Nueva Zelandia, Perú, Corea, Filipinas, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Tonga, Reino Unido, Estados Unidos y Vietnam.

Medios Participantes: 45 buques, 5 submarinos, 200 aeronaves y más de 25.000 efectivos desplegados.

Participación nacional:

La responsabilidad por parte de la Armada de Chile de asumir como CFMCC en RIMPAC 2018, se tomó durante el Senior Leadership Summit, en noviembre de 2016. A partir de ese momento se adoptaron una serie de medidas a nivel institucional, para enfrentar el desafío que significaba comandar la componente principal del ejercicio más grande del mundo.

FFT23 Lynch 225
Pelotón IM 36
Staff CFMCC 52
Total oficiales y gente de mar 313

 

Oficial al mando CO Pablo Niemann Figari
Cdte. FF Lynch CN Daniel Muñoz Miranda
Cdte. Pelotón IM ST IM Ernesto Iribarne Vesperinas
  • Planificación

La magnitud, amplitud y extensión del ejercicio hacen necesario que éste cuente con un proceso de planificación que considere las distintas realidades y necesidades de los países participantes. Es así como la Tercera Flota del Pacífico, en su calidad de organizador, normalmente convoca a las reuniones de planificación: IPC, MPC y FPC, desarrollados en San Diego y Hawái, en el periodo inter-ejercicio. Estas reuniones son claves para determinar los objetivos de entrenamiento de los países participantes y establecer la estructura del ejercicio que permita su satisfacción en forma efectiva y segura.

Nuestra participación en la planificación de RIMPAC 2018 fue más robusta que lo tradicional, lo que nos permitió como CFMCC tener una mejor representación en todos los grupos de trabajo desde la MPC y en consecuencia una mayor influencia y compenetración en el mencionado proceso.

Una instancia relevante fue la conferencia de los comandantes, actividad organizada por nuestra Armada en Valparaíso durante marzo del 2018, que consistió en una semana de reuniones de planificación, además de actividades profesionales y sociales. Esta oportunidad fue la primera ocasión en que los mandos en la Organización de Tarea 2018, se conocieron mutuamente, estableciendo desde entonces las relaciones personales y profesionales, sobre las cuales se sustentaría el éxito del ejercicio.

Como es tradicional en RIMPAC, el rol de Comandante de Fuerza de Tarea Combinada (CCTF), recae sobre el comandante de la Tercera Flota del Pacífico, en este caso el VA John D. Alexander, quien tempranamente fijó sus prioridades:

– La elaboración de un plan integrado y coordinado.– La ejecución implacable de lo planificado.
– La implementación de un manejo de riesgo operacional agresivo.

A la luz de las orientaciones del superior (CCTF), su orden de operaciones y en el contexto del escenario ficticio provisto por la Tercera Flota, fue tarea de nuestro equipo de planificación, la elaboración del CONOPS de la componente marítima. Este documento a su vez sirvió de guía de planificación para los mandos subordinados antes de la FPC y el Staff Exercise (STAFFEX).

El STAFFEX consistió en un ejercicio del nivel operacional, que fue desarrollado en los simuladores del ATG/PAC en San Diego. En esta oportunidad los mandos de los respectivos grupos de tarea y parte de sus estados mayores, ejercitaron algunas situaciones previstas, objeto verificar el correcto funcionamiento de la estructura de mando y control.

Selección del personal

La función de CFMCC, como la de otros puestos de liderazgo en RIMPAC, conlleva el compromiso de proveer personal idóneo para cubrir el MOC durante la ejecución del ejercicio. Este puesto de mando se encuentra ubicado en la Isla Ford, Pearl Harbor y alberga a más de 300 personas de los diferentes países participantes, personal que integra diferentes grupos de trabajo: Boards, Bureaus, Centers, Cells y Working Groups, denominados B2C2WG, sincronizados de acuerdo con el ritmo de batalla.

En esta oportunidad fueron 52 los miembros de la Armada que asumieron diferentes responsabilidades en la estructura de mando de la componente marítima, siendo la selección de nuestro personal efectuada sobre la base de su calificación operativa y nivel de inglés.

Con una visión retrospectiva, se puede afirmar que las políticas establecidas hace décadas, de operar en nuestras unidades en inglés, de fortalecer la enseñanza del idioma en las escuelas matrices e incrementar las exigencias de su dominio en forma transversal en la institución, han rendido fruto.

En relación con la calificación de nuestro personal, es claro que la participación sostenida de la Armada en RIMPAC desde el año 1996, la implementación de nuestros procesos de entrenamiento de acuerdo a estándares OTAN y la preparación de nuestros jefes de guardia, han consolidado un nivel de conocimiento y aptitudes operativas, que permiten asumir las responsabilidades antes descritas, hoy con un número significativo de participantes.

  • Preparación

Dado que nuestra institución recientemente adoptó el NWP-5 como guía para los procesos de planificación naval y la Academia de Guerra instauró el modelo de MOC para enseñar dichos procesos, en esta ocasión se estimó necesario normalizar dichos conocimientos en el personal designado, previo a su participación en las reuniones de planificación.

Para lo anterior, se diseñó un seminario de dos semanas de duración en que se impartieron sesiones de diversos temas de interés relacionados con el ejercicio, entregando herramientas de planificación a los asistentes. Este esfuerzo académico fue muy bien apoyado por nuestra Academia de Guerra, el US Naval War College y oficiales con experiencia provenientes de Canadá y Australia.

Habiendo designado el staff y establecidas sus responsabilidades en el MOC, el estudio y preparación personal cobró especial relevancia, dada la diversidad de sus funciones operativas a desarrollar. Adicionalmente, nuestro personal fue apoyado con sesiones del centro de idiomas de la Armada, para reforzar su nivel de inglés.

  • Ejecución

Dada las características de RIMPAC y la naturaleza multinacional de los participantes, el diseño del ejercicio considera un incremento progresivo del nivel de dificultad y tempo de las operaciones. La etapa de puerto permitió revisar y reforzar entre otros: aspectos de mando y control, la planificación y desarrollo de operaciones componentes del plan, aspectos de seguridad y, por sobretodo, establecer relaciones profesionales, personales y de confianza mutua entre los mandos participantes.

La etapa de integración de la fuerza, ya en la mar, permitió normalizar y entrenar las unidades a nivel de grupos de tarea en guerra ASW, AAW y ASuW. Adicionalmente, se desarrollaron ensayos anfibios y operaciones de HA/DR, todo lo anterior en el marco del escenario y situación ficticia que soporta el ejercicio.

Una vez logrados los estándares requeridos, los medios conformaron dos fuerzas de tareas, el CTF 170, en torno portaaviones Carl Vinson y el CTF 176, sobre el buque anfibio Bon Homme Richard, con el propósito de efectuar entrenamiento más avanzado a nivel de grupos de tarea.

Los últimos cuatro días del ejercicio correspondieron al Freeplay, periodo en que la fuerza multinacional enfrentó a un adversario que se contrapuso al cumplimiento de la misión establecida por la ONU.

Es en el contexto antes descrito, que la FF Almirante Lynch, bajo el mando del CN Daniel Muñoz, desarrolló diversas actividades propias de una fragata multipropósito con su helicóptero Cougar; destacado por su conducción en ejercicios ASW, AAW y ASuW como parte del CTF 170, además de su contribución al esfuerzo antisubmarino de teatro, bajo el mando del CTF 174.

Por su parte, el pelotón de IM bajo el mando del ST Ernesto Iribarne, desarrolló diversas actividades de reentrenamiento de las capacidades de su unidad, para posteriormente participar en operaciones de combate urbano, operaciones helitransportadas, anfibias y acciones ofensivas, en diferentes campos de entrenamiento de la isla grande de Hawái y Oahu.

Nuestros oficiales integrantes del staff del CFMCC, bajo la dirección del Jefe de Estado Mayor CN Juan Pablo Marín, asumieron rápidamente el control del MOC organizando los diferentes grupos de trabajo, roles de guardia y difundiendo las instrucciones requeridas para dar cumplimiento al ritmo de batalla. El desafío principal en este puesto de mando fue su composición, al ser integrado por representantes de 17 países con una variedad de 15 idiomas, además de sus diferentes niveles de preparación y comprensión de los procesos que se desarrollan en un MOC.

Objeto asegurar el desarrollo de los procesos internos, el flujo oportuno de información y facilitar la toma de decisiones del CFMCC en la conducción de las operaciones, se designaron oficiales chilenos en puestos claves. Es así como el CN José F. Fuentes se desempeñó como director del MOC y el CF Jorge Ibarra como Director de Operaciones Presentes (COP); dos de los cuatro Battle Watch Captains fueron nuestros jefes de guardias, los CC Federico Cavada y Patricio Concha, ambos desempeñándose a la par de sus contrapartes canadiense y australiana.

Asumimos el liderazgo las áreas de mando y control, inteligencia, asesoría legal, sanidad y logística de la componente marítima; lo anterior, con el trabajo dedicado del CF Christian Cardemil, CC Nicolás Rendic, CC JT Marcela Vergara, CF Santiago Cornejo y CF Jaime Pavez, respectivamente. El resto de nuestros oficiales y gente de mar, cumplieron funciones relevantes ya sea como subjefes, asistentes o guardieros en la estructura de puesto de mando.

Áreas de especial interés fueron Targeting y Assessments, procesos en que el CC Juan Pablo Enríquez y CF Jorge Vergara, fueron instruidos y posteriormente participaron activamente, contribuyendo al logro de los objetivos y cumplimiento de la misión.

Reflexiones finales

Liderar esta tarea fue una extraordinaria oportunidad profesional y personal, que como comandante me demandó tempranamente enmarcar el problema y orientar el trabajo del staff, para diseñar un curso de acción que asegurara el efecto deseado.

Nuestra experiencia previa en RIMPAC me permitió comprender la naturaleza del desafío, en términos de su magnitud, característica multinacional y multicultural, además de nuestras fortalezas y debilidades para asumir el rol de liderazgo a cargo de la componente marítima.

La reciente transición institucional a las metodologías de planificación del NWP 5-01, el establecimiento de la estructura de MOC en nuestros puestos de mando y el empleo de ritmos de batalla, como herramientas de sincronización para la mejor toma de decisiones y conducción de las operaciones, facilitó nuestra preparación para cumplir las funciones del CFMCC.

Por otro lado, las relaciones interpersonales entre los mandos participantes establecidas tempranamente en el proceso de planificación, en definitiva, permitieron solucionar problemas y sobrellevar las brechas culturales, idiomáticas y de interoperabilidad.

Es un hecho que nuestra sostenida participación en RIMPAC por más de 20 años, nos ha posicionado como una marina de primer nivel en el Pacífico, capaz de integrar una fuerza multinacional en un contexto de cooperación en el teatro y más recientemente, preparados para asumir responsabilidades en la conducción de las mismas.

Finalmente, es necesario destacar que el compromiso institucional con RIMPAC 2018 fue total, lo que permitió dar riguroso cumplimiento al plan desarrollado para enfrentar el desafío. Sin embargo, el éxito se logró gracias al nivel profesional de nuestras dotaciones, estándar alcanzado a través de años de trabajo y el concurso de muchos que nos precedieron y en particular, por el compromiso y dedicación de los oficiales y gente de mar que trabajaron bajo mis órdenes en RIMPAC 2018.

Artículos relacionados...

1 Respuesta

  1. KOUYOUMDJIAN INGLIS RICHARD dijo:

    Estimado Almirante Niemann,

    Felicitaciones por este artículo en la Revista de Marina. Deja muy claro las razones del éxito que tuvo usted y su equipo en la conducción de la componente marítima, un éxito que como bien se indica, se basa en años de participación, experiencia y aprendizaje. No es gratis llegar a este nivel y dice mucho respecto del estado actual de preparación de la marina de guerra chilena.

    La gran pregunta es “What´s next?” Aplica tanto a RIMPAC como ejercicio y organizacion de cara a la evolución de los acontecimientos que están tensionando al Pacífico, y de cara a que queremos nosotros, los chilenos y como nos insertamos en esta realidad que se está formando en el pacífico occidental.

    Muchas gracias y saludos,

    Richard Kouyoumdjian Inglis

Agregar un comentario