Misión de estabilización de la ONU en la República Centroafricana

VERSIÓN PDF
La República Centroafricana proclamó su independencia en diciembre de 1958, siendo en la actualidad el segundo país más pobre del mundo y el séptimo con los mayores índices de delincuencia. Tras un estallido de violencia que destruyó instituciones estatales y dejó a la población sumida en una crisis humanitaria, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas autorizó una Misión de Apoyo Internacional dirigida por la Unión Africana; sin embargo, ante el aumento de la violencia y las violaciones a los DD.HH., el Consejo de Seguridad de N.U. autorizó el despliegue de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), en la cual nuestro país participa con un oficial IM desde el año 2016.

El 1 de diciembre del año 2015 el Agregado de Defensa a la Misión de Chile ante Naciones Unidas (ONU), informa que producto de reuniones de alto nivel efectuadas por delegados de la Subsecretaria de Defensa y Estado Mayor Conjunto (EMCO) con altos funcionarios del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de ONU (DPKO), dicha organización ofrece vacantes en los Cuarteles Generales (HQ) de los sectores de operación de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), para tres oficiales de Chile (Ejército, Armada y Fuerza Aérea), para desplegarse durante el año 2016. Es así como un Capitán de Corbeta Infante de Marina llega a este lejano país, en el centro del continente africano.

Con este hecho se materializa la presencia institucional en territorio africano, lo que representa un importante desafío de la Armada de Chile, tanto para apoyar las tareas del EMCO, como para expandir la actividad institucional y nacional en un escenario multidimensional internacional; y un importante desafío personal y profesional, que significa un año lejos de la familia, en un ambiente hostil, con idioma, cultura y costumbres absolutamente diferentes a las nuestras, donde se convive a diario con la pobreza a niveles inimaginables y el riesgo por parte de infinidad de grupos armados. El hecho de trabajar diariamente con personas de todas partes del mundo y que hablan múltiples idiomas y que no dominan el inglés o el francés, es una dificultad extra a la ya compleja situación.

La República Centroafricana (RCA)

La República Centroafricana se ubica en África central, limita al Norte con Chad, al Noreste con Sudán, al Este con Sudán del Sur, al Sur con la República Democrática del Congo y la República del Congo y al Oeste con Camerún. El país posee una superficie de 622.984 km2 y una población estimada en 4.900.000 habitantes, la capital es Bangui (Figura 1).

Figura 1 Mapa geográfico y político de República Centroafricana

RCA proclamó su independencia el 1 de diciembre de 1958 y funciona en forma independiente de Francia desde el 13 de agosto de 1960. El presidente de la República Centroafricana se llama Faustin Archange Touadera, quien asumió el cargo el 30 de marzo de 2016.

Los dos idiomas oficiales de RCA son el francés y el sango. Existen 80 etnias, cada una de las cuales habla una lengua diferente.

Foto 2 Pigmeos en RCA

El cristianismo es en gran parte dominante, pero sobre todo en forma de iglesias evangélicas y proféticas. El animismo es la religión tradicional todavía practicada por el 15% de los centroafricanos. Además se practica la brujería que se considera como una ofensa; cada año varios sospechosos de brujería identificados son asesinados por los propios aldeanos. Oficialmente, el cristianismo es la religión más practicada en la República Centroafricana y representan el 75%, de los cuales 40% son protestantes y 35% son católicos. La religión musulmana representa el 10%.

A nivel cultural, es bastante habitual distinguir dos grupos lingüísticos: La “gente de la sabana” y La “gente del río”. Los pigmeos (1%), reconocidos como los primeros habitantes del África Central, pueblan los bosques centroafricanos.

Los pigmeos habitan en chozas y viven de la caza, la pesca, recolección de frutas y plantas silvestres. Son considerados seres humanos de segunda clase, siendo explotados y discriminados. Son visiblemente diferentes debido a su aspecto físico: cuerpo pequeño y un color de la piel rojizo (Foto 2).

Foto 3 Danzas y vestimentas tradicionales en Kaga Bandoro.

La música ocupa una posición muy importante en toda la cultura tradicional centroafricana. (Foto 3). Algunas danzas tradicionales son: Ngarké (en el norte), Boroto (en Ouaka), Gbadouma (en Mboumo y Basse-Kotto), Louhoudou (Ombella, M’Poko y Lobaye).

La cocina centroafricana cuenta con una amplia gama de productos, pero también de todo tipo de excentricidades, como: orugas, termitas, serpientes, antílopes y jabalíes. Además, cada región tiene su bebida local.

RCA es un país rico en recursos naturales, que debido a sus conflictos internos no ha podido capitalizar una política económica que permita una explotación de estos, siendo sus principales recursos naturales los diamantes, oro, madera y café.

Su moneda es el Franco Centro Africano (CEFA) cuyo valor aproximado a la fecha es de 600 CEFA por dólar.

Su principal línea de abastecimiento e intercambio comercial es la ruta que une Camerún (Douala, principal puerto) con Bangui, denominada MSR-1 (Main Supply Route 1) de aproximadamente 1.700 kilómetros de longitud (Sector Oeste). Las otras rutas principales son la MSR-2 que conecta el Sector Centro y la MSR-3 que conecta hacia el Sector Este (Figura 2).

Bangui es la capital de RCA y durante el periodo de Check-in y Check-out de la Misión, la estadía en esta ciudad es un paso obligado para todos los Military Staff Officer (MSO), Military Observer and Staff Officer of UN Missions (MILOBS), United Nation Police (UNPOL) y personal civil de MINUSCA.

Bangui registra lugares de alto nivel de peligrosidad, en donde grupos organizados se dedican a efectuar robos a personal extranjero y en especial ONU, siendo el punto de más cuidado el llamado PK 0 (Kilómetro 0), rotonda que marca el centro de la ciudad.

Otro sector de peligro son los alrededores del aeropuerto internacional de M’Poko, por la gran cantidad de refugiados que viven cerca de la pista (80.000 aproximadamente) siendo un foco de peligro para las operaciones aéreas (Foto 4).

La capital se encuentra dentro del área de operaciones (AOR) del sector centro, pero obedece a regulaciones emanadas desde el propio FHQ para la capital, cuenta con unidades militares y policiales independientes de los sectores.

Todo el personal ONU de MINUSCA está sujeto a toque de queda (actualmente de 21:00 a 05:00 horas); durante ese horario deben permanecer en sus hogares y/o cuarteles según corresponda.

Historia del conflicto y creación de MINUSCA

La crisis comienza por décadas de inestabilidad y luchas; la empobrecida República Centroafricana (RCA) fue testigo de una reanudación de la violencia en diciembre de 2012, cuando la coalición rebelde ex Séléka (que significa alianza en la lengua local de Sango) y son mayoritariamente musulmanes lanzó una serie de ataques. En enero de 2013 se llegó a un acuerdo de paz (Acuerdo de Libreville), pero los rebeldes se apoderaron de la capital, forzando al presidente Bozizé a huir. Desde entonces, se ha establecido un gobierno de transición encargado de restablecer la paz. El conflicto, sin embargo, tomó connotaciones sectarias en diciembre de 2013, cuando el movimiento Anti-Balaka (antimachete, mayoritariamente cristiano), tomó las armas y los enfrentamientos volvieron a estallar.

Meses de violencia dejaron a las instituciones estatales destruidas y a millones de personas al borde del hambre. Miles de personas murieron y 2,5 millones necesitan ayuda humanitaria.

Desde el comienzo de la crisis, las Naciones Unidas, su Secretario General y otros actores internacionales y regionales, entre ellos la Comunidad Económica de los Estados del África Central (CEEAC), la Unión Africana (UA), la Unión Europea (UE) y Francia, han trabajado incansablemente tratando de encontrar una solución pacífica del conflicto, detener los asesinatos, proteger a los civiles y proporcionar ayuda humanitaria.

La situación en la República Centroafricana se deterioró seriamente en diciembre de 2013 con una nueva dinámica de violencia y represalias que amenazaban con dividir al país, siguiendo líneas religiosas, étnicas y potencialmente en una situación incontrolable (Foto 5). El Consejo de Seguridad autorizó, mediante su resolución 2.127 el 5 de diciembre de 2013, una misión de apoyo internacional dirigida por la UA a la RCA (MISCA) y la fuerza de mantenimiento de la paz apoyada por Francia (conocida como operación Sangaris) para terminar el espiral de violencia. Al mismo tiempo, el Consejo pidió al Secretario General que “emprendiera prontamente” preparativos para la transformación de MISCA en una operación de mantenimiento de la paz de la ONU.

Los rápidos despliegues de las fuerzas de MISCA y Operación Sangaris resultaron cruciales para salvar la vida de civiles y prevenir una tragedia mayor. Sin embargo, dada la escala y la amplitud de la crisis, los requisitos de seguridad sobre el terreno excedieron las capacidades y el número de tropas desplegadas. A pesar de su presencia, la violencia y las violaciones generalizadas de los derechos humanos continuaron.

En su intervención ante el Consejo de Seguridad el 20 de febrero de 2014, el Secretario General pidió una respuesta integral para hacer frente a la compleja crisis de seguridad, humanitaria, de derechos humanos y política en la República Centroafricana.

En el informe S/2014/142 presentado al Consejo de Seguridad el 3 de marzo de 2014, el Secretario General recomendó que el Consejo, en virtud del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, autorizara el despliegue de una operación multidimensional de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, siendo la protección de los civiles su máxima prioridad.

Finalmente el 10 de abril de 2014, se establece la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), dejando así de existir MISCA.

Mandato

Mediante la Resolución 2149 (2014) aprobada por el Consejo de Seguridad, en su 7153a sesión, celebrada el 10 de abril de 2014, se decide establecer la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA).

MINUSCA estará integrada inicialmente por un máximo de 10.000 efectivos militares, incluidos 240 observadores militares, 200 oficiales de Estado Mayor, 1.800 agentes de policía, 1.400 efectivos de unidades de policía constituidas y 20 funcionarios de prisiones.

El mandato de la MINUSCA se centra en las siguientes tareas prioritarias:

  • Protección de los civiles.
  • Apoyo a la aplicación del proceso de transición.
  • Facilitación de la asistencia humanitaria de forma inmediata.
  • Protección de las Naciones Unidas (Proteger al personal, las instalaciones, el equipo y los bienes de ONU y garantizar la seguridad y la libertad de circulación del personal de las Naciones Unidas y personal asociado).
  • Promoción y protección de los derechos humanos.
  • Apoyo a la justicia nacional e internacional y el estado de derecho.
  • Desarme, desmovilización, reintegración (DDR) y repatriación (DDRR).

Aspectos generales de la misión

La misión se encuentra en su fase de consolidación y junto con el despliegue de tropas en la capital, mantiene desplegados batallones bajo un mando de sector en tres zonas del país: Sector Oeste, cuyo HQ se encuentra en Bouar; Sector Centro cuyo HQ se encuentra en Kaga Bandoro y Sector Este, cuyo HQ se encuentra en Bria (Figura 4).

Sector central y trabajo como oficial de personal

El sector Central cuenta con aproximadamente 2.600 efectivos de distintas nacionalidades, siendo Pakistán, Mauritania y Burundi los países con mayor presencia en el área.

El puesto para el oficial de la Armada de Chile en el sector Central es el de Oficial de Personal (G1) dentro del puesto de mando de 36 oficiales a cargo de un general de brigada de Bangladesh y un segundo comandante del grado de coronel de Mauritania. Dicho puesto es un importante desafío y una gran experiencia porque se trabaja con oficiales y civiles de todas partes del mundo y por la gran cantidad de efectivos en el sector, siendo responsable de todos los aspectos de recursos humanos, bienestar, control de personal y administrativo.

La situación de seguridad en el sector Central durante este periodo se ha visto tensa e inestable por parte de acciones de grupos armados, ya que se han reportado mayores casos de ataques a vehículos y convoyes, asesinatos, secuestros y robos en el sector. Esto ha repercutido en una sensación de inseguridad y miedo en la población e incremento de desplazados en el área. Por otro lado las fuerzas de Naciones Unidas han sufrido en los últimos meses tres emboscadas y ataques dejando a varios heridos de diversa gravedad que han debido ser evacuados al hospital de nivel 3 en Uganda. Una de las mayores dificultades en el AOR (además de las actividades de los grupos armados) es la condición de los caminos en general son muy malas y en época de lluvias se vuelven prácticamente intransitables. (Foto 6).

Amenazas en República Centroafricana

República Centroafricana es el segundo país más pobre en el mundo y además es uno de los siete países con mayores índices de violencia a nivel mundial.

Dentro de las diversas amenazas, se pueden destacar:

  • Cazadores furtivos armados, locales y también extranjeros que traspasan la frontera para cazar en territorio de la RCA.
  • Grupos nómades que se desplazan por todo el país.
  • Violencia entre Grupos Armados (AG) (“Ex Selekas” mayoritariamente musulmanes y “Anti Balakas” mayoritariamente cristianos).
  • Violencia entre las facciones Ex Selekas.
  • Fronteras extensas y permeables, sin ningún mecanismo de control.
  • Campamentos de desplazados internos que sirven de refugio seguro para los grupos armados y otros elementos delictivos.
  • Frustración entre diferentes facciones Ex Selekas con el actual gobierno del presidente Touadera, por su poca representación en el gobierno.
  • Esfuerzos para dominar las áreas de influencia de diferentes facciones del grupo armado Ex Seleka.
  • Crímenes comunes y robos, la más frecuente amenaza.

En los últimos meses han ocurrido diversos hechos de violencia contra las fuerzas de Naciones Unidas, como los ataques y emboscadas en el sector Weste, que dejaron cinco soldados de Camboya y Marruecos muertos y varios heridos de gravedad, que provocaron además la muerte de civiles e integrantes de grupos armados. Esto se suma a los ataques y emboscadas sufridos por patrullas y escoltas del sector Central, que también han dejado varios heridos. Estas situaciones han provocado un mayor despliegue de unidades y una actitud más ofensiva ante los grupos armados, agravando aún más, la ya tensa relación en el sector.

Apreciación y escenario futuro

  • Los grupos armados en RCA (Ex Selekas y Anti Balakas) se encuentran fuertemente equipados; no en calidad, pero si en cantidad. Ambos bandos son muy violentos en su accionar y se ve una actitud desafiante y de poco respeto hacia las fuerzas de MINUSCA.
  • La situación actual de seguridad en el área de operaciones del Sector Centro, es tensa e incierta tras la coalición que se produjo entre las facciones Ex Selekas con los Anti Balakas para enfrentar a otras fuerzas.
  • Los ataques por parte de los grupos armados a las fuerzas de Naciones Unidas han ido en aumento situación poco usual anteriormente y se esperan nuevos ataques y con un mayor grado de violencia.
  • Este nuevo escenario tiene por objetivo final tomar el control de la localidad de Bambari por parte de los grupos armados que han establecido esta nueva alianza, con el fin de eliminar y/o desplazar a los UPC (Ex Seleka) de esa localidad. Esto ha provocado que la ruta entre Ippy y Bambari sea de alto riesgo, junto con un desplazamiento forzado de la población hacia Bambari, aumentando los campos de desplazados y la situación humanitaria.
  • La compleja situación humanitaria y hambruna que se vive en Sudan, Yemen, Somalia y Nigeria ha provocado el desplazamiento de miles de personas que buscan refugio y ayuda en otros países, entre ellos RCA; donde ya se nota el aumento de campos de desplazados y refugiados. Además, junto a estos grupos de personas se mueven de una frontera a otra, grupos armados y delincuentes que aumentan considerablemente la inseguridad y la frágil situación existente.

Reflexiones finales

La experiencia de trabajar en MINUSCA ha sido para el autor positiva en todo aspecto; en lo profesional le ha permitido desarrollar su trabajo en un ambiente multinacional y multidisciplinario; además, en forma permanente se debe pensar, hablar, leer y desarrollar todo tipo de actividad en ingles y/o francés.

Lo de multidisciplinario viene porque se debe interactuar en forma diaria y permanente con los MSO, con UNPOL, con los civiles que trabajan en MINUSCA, con la población local y con las distintas ONG (Organizaciones No Gubernamentales) que desarrollan su trabajo en República Centro Africana.

Es importante destacar el constante apoyo que se han dado todos los oficiales chilenos desplegados en la misión y en general todos los latinoamericanos que se encuentran desarrollando actividades en MINUSCA.

Artículos relacionados...

Agregar un comentario