Libro con errores de fondo

Sr. Director:

En relación a la presentación del libro “EL SECRETO DEL SUBMARINO, LA HISTORIA MEJOR GUARDADA DE LA ARMADA DE CHILE” en la edición Nº6/2016 y habiendo leído el libro en cuestión, quisiera hacer los siguientes comentarios:

Al tratarse de un libro que supone un hecho histórico y más aún bastante técnico, al cual probablemente van a querer acceder especialistas en el área, se recomienda buscar asesoría de expertos en estas materias específicas, ya que el lector buscará validar esta investigación precisamente en los detalles técnicos.

Al respecto quisiera citar a autores como Tom Clancy (Q.E.P.D.) o Ken Follet, cuyos relatos aún cuando son novelas, van acompañados de detalles técnicos e históricos que normalmente otorgan un escenario muy real y exacto, cautivador para quienes disfrutan del detalle en los relatos, lo cual incluso les genera a estos autores un especie de título de experto ante la crítica. El libro de los autores Daniel Avendaño y Mauricio Palma, carece en muchos episodios de esa exactitud técnica, lo cual a medida que uno se introduce en la lectura, lo va obligando a fijarse más en los errores que en el fondo de la investigación, perdiéndose precisamente el valor investigativo y por ende la credibilidad ya sea de las fuentes como de las conclusiones. Sólo por citar algunos ejemplos:

  • EXOCET no es un torpedo, sino que un misil de origen francés, muy conocido y prestigioso por lo demás.
  • Que parte de una dotación haya sentido el ruido de un motor de torpedo pasando por el costado del buque, afirmándose luego que se trataba de un torpedo eléctrico, es poco común, si queremos ser generosos con la observación.
  • Que UQC sea una señal, cuando en realidad es la denominación de teléfono submarino dada por la Armada de Estados Unidos.
  • Los ecosondas en sí no son para detectar submarinos, no por lo menos como función principal.

Por otra parte, quedo con la impresión de que la investigación, por muy rigurosa que haya sido, aparentemente no arrojó suficiente material para hacer un libro, por lo que los autores debieron acudir a distintos pasajes de lo que era la situación nacional e internacional y a algunas anécdotas de la época, perdiéndose el objetivo final, Tal vez el producto de la investigación era suficiente para un buen artículo antes que un libro.

Anthony Covarrubias Castro
Capitán de Fragata (R)16