120718-N-WA347-002 PACIFIC OCEAN (July 18, 2012) The guided-missile cruiser USS Princeton (CG 59) pulls alongside the military sealift command fleet replenishment oiler USNS Henry J. Kaiser (T-AO 187) to refuel at sea with biofuel during The Great Green Fleet demonstration portion of the Rim of the Pacific (RIMPAC) 2012 exercise. Princeton took on a 50-50 blend of advanced biofuel and traditional petroleum-based fuel. Twenty-two nations, more than 40 ships and submarines, more than 200 aircraft and 25,000 personnel are participating in the RIMPAC exercise from June 29 to Aug. 3, in and around the Hawaiian Islands. The worldÕs largest international maritime exercise, RIMPAC provides a unique training opportunity that helps participants foster and sustain the cooperative relationships that are critical to ensuring the safety of sea lanes and security on the worldÕs oceans. RIMPAC 2012 is the 23rd exercise in the series that began in 1971. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 3rd Class Andrew M. Jandik/Released)

One day on the Fleet

CG-59 Princeton, San Diego, California. Siendo las 06:45 AM, los oficiales y sargentos del buque se reúnen con el segundo comandante y la suboficial mayor en la cubierta de vuelo para recibir instrucciones y coordinar las actividades del día. Por la proa se aprecia un día intenso, productivo, variado y dinámico; lo que es de esperar para una unidad de combate perteneciente a la Tercera Flota del Pacifico y parte de una de las marinas más poderosas del mundo.

06:45: Cubierta de vuelo del USS Princeton. Los oficiales y sargentos que lideran los distintos departamentos del buque, conocidos como Leadership o como coloquialmente se les denomina Khaki, se reúnen para la llamada diaria con el segundo comandante (Executive Officer, en adelante XO) y la suboficial mayor (Command Master Chief, en adelante CMC).  Me encuentro junto a la oficial encargada de la maquinaria auxiliar del buque (AUXO o Auxiliary Officer) y al oficial de cargo de las turbinas y propulsión del buque (TURBO o Turbines Officer), dos jóvenes subtenientes graduados (o comissioned) hace solo algunos meses de la US Naval Academy y New York University respectivamente, ambos oficiales de división del departamento de ingeniería. Mientras me comentan que hoy se van a efectuar ejercicios de ingeniería en puerto, se escucha el grito de atención (Atention on deck!) cuando el XO y CMC cruzan el acceso del hangar de aviación. XO otorga la palabra y empiezan a surgir las informaciones de interés general por parte de los responsables de cada actividad: ejercicios de CRA o Damage Control, mantenimiento de la red informática o NPPR/SPPR, revista de inventario y mantenimiento o 3M: Material Maintenance Management, etc. Hasta que CMC toma la palabra y escucho con atención e interés cómo diariamente entrega un briefing de los últimos temas tratados en el congreso y algunos puntos importantes relacionados con el bienestar de los marineros. Finalmente, XO entrega las consideraciones e interferencias mutuas para el cumplimiento de las órdenes diarias o Plan of the Day y, después del Post (saludo militar), Khaki  puede iniciar sus actividades.

Los oficiales y sargentos, o Chief Petty Officers, de los distintos departamentos se reúnen para recibir instrucciones de sus jefes de departamento (Departament Heads, en adelante DHs), para posteriormente proceder a la llamada o Quarters con cada división y entregar las tareas asignadas a la gente de mar o Petty Officers. En mi caso, me acerco a la oficial piloto del buque (NAV o Navigator Officer) quien es la jefa del departamento de navegación y secretaria (NAV/ADMIN Department) y junto al oficial detall (ADMINO o Administrative Officer) y los Chiefs del departamento coordinamos las tareas del día. Cabe destacar que cada lunes los DHs tienen la obligación de renovar el juramento de servicio de sus marineros o sailors, pasar revista de tenida y realizar preguntas profesionales durante 30 minutos para incrementar el acervo naval de su gente. Así es como la Pacific Surface Fleet de la US Navy inicia diariamente sus actividades.

En operaciones con bote de goma. USS Princeton en segundo plano.

07:55: Puente de mando. Al principio fue raro acostumbrarme a que el nombre de este lugar no es Bridge como comúnmente se traduciría al inglés, sino que se le conoce como Pilot House. Mi puesto a bordo es el de oficial piloto asistente (ANAV o Assistant Navigator), por lo que me apresto a cumplir mi principal función: preparar la navegación en conjunto con los navegantes (Quartermaster o QM) y el maestre de navegación (QMC o Quartermaster Chief). Como de costumbre, se escucha por 1MC: “First call, first call to colors”: aclara para el izamiento del pabellón y la entonación del himno nacional. Los comunicantes (IT o Information Technicians) son los encargados de asegurar The Star-Spangled Banner por altoparlante, mientras que los QM izan el pabellón a popa, las señales correspondientes en el palo principal y el Jack americano en el castillo (Don’t Tread On Me). Es un momento verdaderamente emocionante del día. La parte del himno americano que oficialmente se entona finaliza con “O’er the land of the free and the home of the brave” (Sobre la tierra de los libres o el hogar de los valientes), recordándome nuestro orgulloso “Que o la tumba serás de los libres, o el asilo contra la opresión.”

La Tercera Flota del Pacifico tiene como puerto base la ciudad de San Diego, California. Los distintos vectores de la guerra naval se distribuyen en la geografía de la ciudad: los submarinos en Point Loma, la base aeronaval, los portaaviones y los petroleros en North Island, la base anfibia y de fuerzas especiales en Coronado y la fuerza de superficie y los diques en la Naval Base de la calle 32nd. Aquí es donde trabajan cerca de 26.000 personas entre oficiales, gente de mar y personal civil de contratistas y empresas asociadas. Sin perjuicio de lo anterior, el 100% de ellos debe mostrar su identificación al personal de Navy Police apostados en los distintos accesos o Gates. NAV me comenta que tenemos que ir a buscar unas publicaciones náuticas en el Dry Side de la base, que es el complejo de edificios que aglomera las escuelas de especialización, los simuladores (CRA, incendio, navegación, guerra de superficie), oficinas administrativas y habitabilidad para oficiales y Petty Officers solteros, y que se le llama así por encontrarse cruzando la avenida costanera en dirección a tierra. Comenzamos nuestra rauda caminata por los cerca de 6 km de extensión de la Base Naval de San Diego, que agrupa los 12 muelles del Wet Side. Mientras avanzamos, se aprecian atracados alrededor de 50 buques de distintas clases: cruceros clase Ticonderoga (CG) para la defensa de misiles balísticos, destructores clase Arleigh Burke (DDG), fragatas clase Independence para combate litoral (LCS), portahelicópteros para asalto anfibio clase America (LHA), buques de asalto anfibio clase San Antonio (LPD) y clase Whidbey (LSD), buques de apoyo expedicionario (AKR), el buque hospital USS Mercy (AHH), destructores de última generación clase Zumwalt (DDGH) e incluso la flota de remolcadores y lanchas rápidas de apoyo. Asimismo, pasamos bordeando los hangares donde se almacena el material de apoyo y reparación de las unidades, los centros de mantenimiento técnico y las oficinas del Centro de Entrenamiento (ATG o Afloat Training Group). A un costado se encuentran los variados sectores de recreación y bienestar (WR o Wellness and Recreation), entre los que se cuentan gimnasios, piscina, bowling, cine, supermercados, patio de comidas, canchas de fútbol, tenis, basquetball, guarderías para 300 niños de mamás y papás que sirven a bordo o en tierra, etc. Al llegar a nuestro destino, retiramos las publicaciones y cartas necesarias para la navegación e iniciamos el largo trayecto de regreso. Afortunadamente, un móvil de la base nos lleva de vuelta para seguir con nuestras tareas del día.

09:00: Pasillo de oficiales (conocido coloquialmente como O-Country). Comienzan las reuniones (meetings, briefings o trainings) en las distintas cámaras del buque, a las cuales debo asistir en mi calidad de ANAV. Los temas a tratar son diversos pero necesarios para la toma de decisiones por parte del Leadership: Planificación del entrenamiento o PB4T (Planning Board for Training), MCI (Middle Cicle Inspection) para revistas de inventario, 3M POAM para verificar las revistas de mantenimiento o spotchecks, CMAV (Continous Maintenance Availability) para la continuidad del mantenimiento del material, ATG Briefs y Deconflictiong Meetings para planificación del departamento de operaciones y entrenamiento, entrenamiento operacional avanzado o Advanced Training para oficiales subalternos o JOs (Junior Officers) entre otros. Al terminar, recibo el reporte del Petty Officer First Class de mi división (petty officer más antiguos, previo al grado de Chief), quien me comenta acerca de los trabajos de mantenimiento y entrenamiento realizados por los sailors durante la mañana.

Efectuando maniobra LOGOS con el USSN Rappahannock

11:00: Cámara de Oficiales (o Wardroom). Como es de costumbre suenan tres repiques dobles de campana, siguiendo la tradición naval de indicar la hora por 1MC con campanazos cada media hora. A la voz de Lunch for the crew, cesan los trabajos y el personal se distribuye en sus cámaras para rancho: los sargentos a la cámara de sargentos o Chiefs Mess Deck, los Petty Officers a la cámara de tripulación o Mess Deck y los oficiales a la cámara de oficiales o Wardroom. Al hacer ingreso, veo al Comandante (Comanding Officer o CO) del buque, quien ya está sentado a la mesa, al centro y en compañía del XO. May I join you sir? es la voz utilizada para solicitar permiso al oficial más antiguo para ingresar a la cámara y sumarse al ejercicio de rancho. El proceso estándar sigue el siguiente ritmo: Tomar uno de los menú disponibles, marcar las opciones preferidas, entregar el papel a los Pantry Boys (Petty Officers encargados del repostero), tomar un bowl y escoger lo ofrecido en el Salad Bar (buffet de ensaladas y postres), buscar un lugar en la mesa principal o de otro modo, unirse a las dos mesas laterales de los Ensigns (subtenientes) y esperar que le entreguen el plato con lo que eligió. Los temas fluyen con vertiginosidad entre los 32 oficiales del Wardroom: desde las últimas propuestas para el presupuesto militar y los comentarios sobre los movimientos de las unidades en Deployment hasta el partido de beisbol de los San Diego Padres en Petco Park el día anterior. Una vez finalizada la faena, y con la venia del más antiguo (“Please excuse me sir”), los oficiales podemos ponernos de pie y continuar con las labores del día, no sin antes un café de la cafetera de grano en el mug que cada oficial tiene impreso con su nombre y el escudo de armas del buque.

12:30: Cleaning Stations. El personal de gente de mar o Enlisted se distribuye por los puestos asignados a cada división para hacer el aseo diario del buque. Los oficiales tienen la labor de transitar por los sectores de responsabilidad y verificar la correcta limpieza de éstos. Llama la atención que muchos de ellos aprovechan este espacio de tiempo para reforzar su relación con los sailors en el plano personal, conocer un poco de su vida y fomentar el compromiso con la marina o commitment.

Planificando la navegación con el maestre de navegación o Quartermaster Chief.

13:30: Wardroom. En breves momentos la cámara de oficiales recibirá a los oficiales, chiefs y al team de navegación completo para proceder con el NAV Brief o briefing para la navegación de la próxima semana. En mi función de ANAV, verifico que todo esté funcionando: proyector, copias impresas del track, listas de chequeo, etc. Sin embargo, la modalidad es distinta a la que estoy acostumbrado, ya que no sólo el oficial piloto expone el briefing, sino que todos los involucrados presentan su parte de responsabilidad: la navegante del buque expone la misión, la guía de actividades (SOE), las condiciones de viento y mareas y el movimiento esperado de naves. Luego, otorga la palabra al oficial de guardia que tendrá el control del gobierno durante la evolución, conocido como Conning Officer, quien detalla el track por patas con tiempo, velocidad, distancias y caídas. Posteriormente, el oficial maniobra del buque o First Lieutenant, expone las maniobras de fondeo a utilizar en caso de emergencia. A continuación, el jefe del departamento de ingeniería (CHENG o Chief Engineering Officer) expone el estado de la maquinaria para el pilotaje, para dar la palabra luego al jefe del departamento de sistemas de armas (CSO o Combat Systems Officer), quien presenta las condiciones y restricciones de los sistemas de armas y sensores del buque. Luego, el oficial de guardia de puente, conocido como Officer of the Deck, explica cómo enfrentará las distintas emergencias que pudieran surgir durante el desarrollo de la navegación. Para finalizar, la Navegante vuelve a tomar el control y expone las lecciones aprendidas del último pilotaje y la grilla de manejo de riesgo operacional. Este último viene a ser un punto de inflexión en los NAV Briefs: los oficiales son extremadamente cuidadosos en repasar las lecciones aprendidas y son reiterativos con el personal en repasar los procedimientos ante emergencias. Finalmente, CO aprueba el briefing e insta a su personal a cuidarse durante el fin de semana, a dormir y descansar el día domingo y regresar motivados el lunes a las 05:30 para una nueva semana de navegación y entrenamiento.

16:00: Portalón (o Quarter Deck). XO abre el portalón a la voz de Liberty Call por 1MC: Franco para el personal. Los integrantes de la dotación finalizan sus actividades por el día, muestran su identificación militar con la mano izquierda y ejecutan con la mano derecha el tradicional saludo militar al oficial de guardia apostado en el Quarter Deck, quien los autoriza a desembarcar. Al pasar por el portalón, todos y cada uno de los marinos se detiene y saluda al pabellón que flamea orgulloso en la toldilla del crucero. El día de trabajo ha finalizado, y ya es hora de descansar y disfrutar de las bondades de San Diego, California.

Conclusiones

Este tipo de intercambios permite a los oficiales subalternos que hemos tenido la oportunidad de participar, interiorizarse y conocer de primera fuente como funcionan y operan a diario las unidades de combate de la Tercera Flota del Pacifico. Las herramientas adquiridas en ámbitos como el lenguaje, terminología y usanza naval, ritmos de batalla navegando y en puerto, el uso de nuevas tecnologías e incluso los lazos de camaradería son invaluables para nuestra carrera naval. Indudablemente, las experiencias a bordo en términos de profesionales y personales permiten también tener una visión más amplia de cómo operan y se desenvuelven a bordo los oficiales y gente de mar de una de las marinas más poderosas del mundo, otorga una visión de futuro de hacia donde están orientando sus esfuerzos y los procesos de instrucción y entrenamiento para cumplir misiones en escenarios políticos y estratégicos cada vez más complejos y demandantes. Finalmente, permite valorar tremendamente nuestras tradiciones navales, nuestras costumbres y nuestra propia identidad como marinos de guerra.

Teniente 2° Felipe Hernández Badilla

Artículos relacionados...

Agregar un comentario