Indo – Pacífico Preocupación de futuro

El centro de estudios de los Estados Unidos, de la Universidad de Sydney -centro de investigación dedicado al análisis de la política exterior, la economía, la política y la cultura de los Estados Unidos- publicó, en agosto del presente año, un interesante estudio titulado “Evitar la crisis: Estrategia americana, gasto militar y defensa colectiva en el Indo-Pacífico.”

En su parte introductoria, logra absorber la atención del lector cuando sentencia que:

La estrategia de defensa de Estados Unidos en el Indo-Pacífico se encuentra en medio de una crisis sin precedentes… Frente a un panorama de seguridad regional cada vez más disputado y con recursos de defensa limitados a su disposición, las fuerzas militares de Estados Unidos ya no tienen asegurada su capacidad para mantener por sí solo un equilibrio de poder favorable en el Indo-Pacífico. China, por el contrario, se está volviendo cada vez más capaz de desafiar el orden regional por la fuerza como resultado de su inversión a gran escala en sistemas militares avanzados… El resultado es un desajuste cada vez más preocupante… que pone en peligro la estabilidad futura de la región del Indo-Pacífico.

¿Qué es el Indo-Pacífico, concepto que, de un tiempo a esta parte, comienza a ser común entre analistas políticos y de defensa? Es lo que intentaremos dilucidar en el breve espacio que nos brinda este boletín, pero la verdadera intención radica en el propósito que nos propusimos al dar vida a estos comunicados: despertar la inquietud en los lectores, sobre temas de futuro que son parte de las investigaciones y estudios que lleva adelante CEDESTRA.

El término Indo-Pacífico, digámoslo desde un principio, tiene significados diferentes según la óptica con el que se le mire. Algunos analistas lo señalan como un nuevo espacio de la geopolítica global que, gradualmente, estaría desplazando el eje Asia-Pacífico en los foros diplomáticos y think thanks especializados, como una forma de ayudar a comprender o racionalizar las complejas relaciones internacionales actuales.

Entre el Índico y el Pacífico, existe una continuidad difícil de soslayar cuando se contempla un mapamundi, y ambos confluyen en los estrechos de Malaca y Sonda, los grandes corredores del comercio marítimo asiático. Su límite costero, si nos fuera permitido limitar así un concepto, forma un arco que se despliega por África oriental, el golfo Pérsico, el subcontinente indio, las cadenas de islas del Pacífico, y 28 Años de Investigación y Análisis al Servicio de la Armada (1991 – 2019) 04 de octubre de 2019 adentrándose en este océano, alcanza la costa oeste norteamericana, para finalmente cerrarse por Nueva Zelanda y Australia. Sin duda, un área donde se encuentran los países con mayor crecimiento.

La mejor imagen que encontramos para ilustrar lo anterior, es la que mostramos a continuación, que dicho sea de paso, grafica también como el concepto contiene al del Asia- Pacífico.

No pocos lo señalan como la apuesta asiática por la multilateralidad, contando entre sus principales impulsores a India (ubicada en el centro del área), Japón, Australia y EE.UU.; teniendo como idea base la existencia de un “Indo-Pacífico libre y abierto”, como lo bautizó hace tiempo el mandatario japonés Shinzo Abe, refiriéndose, indudablemente, a un espacio libre e inclusivo para la navegación, donde se respete el derecho internacional, y abierto a la cooperación transnacional.

Sin duda -sería poco serio no señalarlo también responde al innegable avance chino en el área, que no ha ocultado su interés en la expresión marítima de su propuesta ruta de la seda, con el evidente objetivo de contraponerse a su expansión territorial y militar como la acontecida ya en el mar del Sur de China.

Todo lo anterior queda patente en el léxico que se utiliza en la documentación oficial. Francia manifiesta su preocupación por el área. En un comunicado, que se puede leer en la página web de la embajada francesa en Chile, se señala, entre otras cosas, que:

Francia considera que el espacio indo-pacífico… se ha convertido… en una realidad geopolítica y geoeconómica. El centro de gravedad de la economía mundial se ha trasladado del Atlántico al Pacífico. Seis miembros del G20 (Australia, China, Corea del Sur, India, Indonesia y Japón) están ubicados en la región. Las rutas comerciales marítimas que conectan a Europa y el golfo Pérsico con el océano Pacífico a través del Índico y el Sudeste Asiático son ya preponderantes. El creciente peso que tiene la región en los intercambios comerciales y las inversiones mundiales la convierte en un actor primordial en la globalización.

EE.UU. no se queda atrás. Junto con cambiar en mayo de 2018 la denominación de la fuerza norteamericana desplegada en el área -el Comando del Pacífico (USPACOM) es ahora el Comando del Indo-Pacífico (USINDO PACOM)- como producto de lo expresado formalmente en la estrategia de seguridad nacional publicada en diciembre de 2017, el primero de ese tipo de documentos elaborado por la administración Trump; en junio de este año, su Departamento de Defensa (DOD) hizo público el Reporte de Estrategia Indo- Pacifico (Indo-Pacific Strategy Report), confirmando así el interés que asigna Washington a la región Indo-Pacífico, intensificado año tras año desde que la entonces Secretaria de Estado Hillary Clinton, hablara del cambio del eje hacia la región, en el artículo “America´s Pacific Century”, aparecido en la revista Foreign Policy de noviembre de 2011.

India también ha elaborado una iniciativa propia, presentada en 2014 como Act East Policy (AEP), con el objeto de potenciar una mayor cooperación entre India y los países de Asia- Pacífico, especialmente de la ASEAN; asociación que presentó en la cumbre de Bangkok (junio 2019) las perspectivas de ASEAN en el Indo-Pacífico.

Por su parte, Australia expuso su Policy Roadmap para la región en 2017, que descansa, mayoritariamente, en la seguridad que ya presta Estados Unidos y aboga por un continuado entendimiento con las democracias indopacíficas (Japón, Corea del Sur, India e Indonesia).

Debemos advertir que, tal como lo señalamos al principio, existen diferencias. Una es la extensión o cobertura que tendría el concepto Indo-Pacífico: para EE. UU. este va desde el litoral oriental de la India hasta la costa oeste norteamericana, mientras que, para Japón, por ejemplo, el área cubriría desde golfo Pérsico y la costa africana a Filipinas y Nueva Zelanda.

La otra diferencia que se advierte en la lectura de la profusa literatura disponible, es la manera en que los distintos países perciben a China: mientras unos buscan, al menos en sus discursos, la cooperación con la nueva potencia global, el propósito de los EE. UU. pareciera ser el de hacer frente a los riesgos de dominio chino como se establece en su estrategia de seguridad nacional.

Por último, debemos agregar que, entre el 26 y 28 de agosto pasado, en Bangkok, Tailandia, se llevó a cabo la Conferencia de Jefes de Defensa – CHOD 2019- , reunión anual de los jefes de defensa de la región del Indo-Pacífico, quienes fueron recibidos por el Primer Ministro de Tailandia, Prayuth Chan-o-cha, y a la cual asistió una delegación chilena. Organizada por el comando del Indo-Pacífico de los EE. UU. congregó a líderes militares de 31 países de la zona del Indo-Pacífico (convocatoria inédita hasta la fecha), para dialogar y discutir sobre los desafíos de seguridad del área, el apoyo regional, como también impulsar los mecanismos de confianza y cooperación internacional.

Sin llegar al extremo de algunos entusiastas analistas que no temen incluir a Chile en el concepto Indo-Pacífico, debemos ser conscientes de que nuestros intereses como país si lo están, y como tal, la realidad política que viven nuestros vecinos ribereños y las alianzas que están en marcha, deben ser parte de nuestras preocupaciones si queremos visualizar con criterio prospectivo, las oportunidades de desarrollo que se abren para nuestro país. Por lo pronto, no podemos descartar, a priori, la participación de nuestra Armada nacional en operaciones con la o las alianzas que tengan como finalidad la mejor protección cooperativa de nuestros intereses comunes, motivos más que suficientes para intentar despertar en nuestros lectores, el interés por mantenerse informados de cómo evolucionará el concepto Indo-Pacífico.

Artículos relacionados...

Agregar un comentario